La Unión de Rugby de Salta condena la agresión de jugadores denunciado por un joven

Un joven de 17 años debió ser internado tras ser agredido por un grupo de jugadores de rugby el fin de semana último en una fiesta en Campo Quijano, situación que se encuentra bajo investigación y que ahora fue repudiada por la Unión de Rugby de Salta.

Entre los supuestos agresores, según consta en una denuncia policial, se encuentra el hijo de Carlos Martearena, el presidente de la URS.

Martearena sacó un comunidado de manera personal luego de que trascendiera el hecho negando las acusaciones contra su hijo, y esta vez la institución que preside se expidió:

“La URS ante hechos que han tomado algún estado público y que aún se encuentran en etapas primigenias de investigación judicial, en los que habrían intervenido uno o más jugadores de rugby vinculados a clubes locales, ha decidido formular el siguiente comunicado.

Toda actitud de violencia en la que intervengan personas vinculadas a este deporte, sea durante su práctica misma o en cualquier otra situación, es absoluta y enfáticamente condenada desde esta dirigencia tanto provincial como nacional, cuestión que liminarmente dejamos expuesta.

Como arriba se ha indicado, en el caso aún no están del todo claras las circunstancias en que estos hechos se habrían verificado, toda vez que los mismos se desarrollaron en un ámbito no sujeto a la jurisdicción de nuestra institución. Tampoco se ha determinado con precisión, la responsabilidad que pudiera haber cabido a terceras personas no vinculadas a esta URS.

Ello no obstante, esta Unión ha dispuesto instruir a su Tribunal de Disciplina a fin que inicie una investigación administrativa de oficio y, en su caso, tome las medidas punitivas que pudieran corresponder, siempre en consonancia con los hechos que sean puntualmente acreditados”.

Durante su declaración testimonial el joven que debió ser internado por la agresión declaró que fue golpeado por un menor y tres mayores, a quienes identificó; y posiblemente, por otras tres personas.

Sin embargo, familiares de los rugbiers acusados negaron la acusación y contaron otra versión de los hechos. 

En este caso tomó intervención el fiscal penal de Cerrillos, Gabriel Portal, quien solicitó la prohibición de acercamiento y de ejercer actos de violencia física y psíquica de parte de los denunciados, hacia el menor víctima.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...