Nunca se sabe qué puede suceder en Los Mammones (América TV). Las inesperadas preguntas de Jey Mammon sumadas a la increíble habilidad de su equipo de producción para descubrir las anécdotas más privadas de los invitados terminan resultando en historias de vida que van desde lo más desopilante hasta lo totalmente lacrimógeno. Pero, hasta el momento, nunca se había vivido una escena pasional en el estudio. Todo cambió este martes con la visita de Leonardo Sbaraglia.

El actor posee uno de los currículums más extensos de la industria nacional. Estuvo en producciones teatrales y cinematográficas, protagonizó series, realizó grandes trabajos en España en donde su nombre ya es sinónimo de “actorazo” y hasta llegó a Hollywood, la tierra prometida para tantos artistas.

Durante su visita al estudio de América, Leo Sbaraglia hizo un recorrido por toda su carrera. Habló sobre la vez que casi termina a las manos con Adrián Suar y hasta reveló que, en los comienzos de su historia como actor, lo habían bautizado como “Maderaglia” por su “dureza” a la hora de interpretar diversos papeles.

Pero todo eso quedó olvidado cuando protagonizó el momento más íntimo de la historia de Los Mammones. El actor profundizó en su más reciente película, Errante corazón, una historia que muestra como un padre intenta sobrellevar los conflictos con su hija adolescente mientras se hunde en una espiral de relaciones fallidas, sexo y alcohol.

Santiago, el nombre del personaje a quien Sbaraglia le da vida, es un hombre homosexual y Jey Mammon quiso detenerse en este aspecto. Aunque bromeó sobre querer participar en la próxima producción para poder estar a los besos con “tantos hombres”, también debatió con el actor cómo la identidad sexual del personaje influye en su vida conflictiva.

Totalmente desfachatado y sin nada por perder, Jey le pidió al invitado que protagonizaran una escena romántica juntos. Sbaraglia se hizo desear y dejó el esperado evento para el final del episodio.

Luego del momento musical, en donde el conductor se sentó en el piano y entonó unas canciones con Leo, él le tocó la mano sugerentemente indicando que era ahora o nunca. “¿Va a ser el primer pico del programa?”, preguntó Sbaraglia mientras se iban acercando. Jey respondió que sí y aclaró a la audiencia que ambos estaban hisopados, para dejar de lado cualquier preocupación sobre posibles contagios.

Con música romántica de fondo y los gritos emocionados de todos los panelistas, Leo Sbaraglia lo agarró de la cara a Jey Mammon y lo llenó de besos. Como broche final, el conductor lo abrazó mientras los presentes se deshacían en aplausos. El momento fue replicado en las redes sociales donde muchos usuarios celebraron el momento.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...