Arcadio: por la causa de las facturas  truchas, va a juicio Matías Huergo

A dos años y nueve meses de que se destapara el escándalo conocido como "facturas apócrifas", el juez federal N§ 1, Julio Leonardo Bavio, resolvió elevar a juicio la causa seguida contra Matías Huergo y otras siete personas, al considerar concluida la etapa de investigación.

Desde el juzgado señalaron que "hubo una profusa pesquisa llevada a cabo, por lo que se reunieron suficientes elementos de prueba" para llevar a juicio a oral a Matías Luis Huergo, por ser jefe de la asociación ilícita tributaria, junto a Aníbal Anaquín, Gerardo Rubén Romero, Héctor Sebastián Silva, Arturo Mimessi Sormani y Juan Nolberto Llanos, Francisco Antonio Guzmán Garriga, y Oscar Matías Esliman. Desde la Justicia Federal aseguraron que "el objetivo de la asociación fue la comisión de delitos fiscales, para lo cual confeccionaron y utilizaron facturas apócrifas, lo que llevó a la presentación de declaraciones juradas falsas".

En efecto, Bavio rechazó las oposiciones realizadas por los abogados de los imputados, hizo lugar a los requerimiento del querellante AFIP-DGI y del fiscal Carlos Amad, y ordenó la elevación a juicio oral total al Tribunal Oral Federal N§ 1, que será el tribunal encargado de juzgar a los responsables. Hay que ver qué prioridad otorga el tribunal a la causa, para fijar una fecha de juicio.

Lo que llamó la atención ayer es que el juez decidió que lo que le atañe al exsecretario de Hacienda de la Municipalidad, Pablo Gauffín, siga su curso en la Justicia provincial y no se lo incorpore como parte de la asociación ilícita, como pedía el fiscal Amat (ver recuadro).

La causa

La causa, que llevó meses de investigación de la AFIP, salió a la luz en enero de 2019, cuando se realizaron allanamientos en la Municipalidad de Salta. También están bajo sospecha operaciones que se hicieron a través de Aguas del Norte y de Obras Públicas en esos años.

Hace un año, cuando el juez Bavio avanzó con los procesamientos, marcó dos asociaciones ilícitas. La primera tuvo como cabecilla a Matías Huerto junto a Aníbal Anaquín, Arturo Mimessi, Álvaro Anaquín, Gerardo Rubén Romero, Sebastián Héctor Silva y Juan Nolberto Llanos.

"El accionar estuvo dirigido a la creación y formación de empresas bajo distintas figuras societarias integradas con interpósitas personas insolventes para ocultar a su verdadero propietario, que era Matías Huergo, quien era también principal responsable de su administración, gobierno y dirección", se señaló en ese momento.

Mencionó a las empresas Arcadio Obras Eléctricas SRL, SEC SA, Lusal Obras y Servicios SRL y Obrar SRL. A esas empresas se les atribuye el haber utilizado desde 2015 facturas apócrifas. En el caso de SEC SA facturó a la Municipalidad entre abril y junio de 2017 "sumas millonarias en concepto de instalación de luminarias y farolas en el ejido municipal".

Solo con la emisión de facturas truchas la banda habría duplicado facturas cuyo monto de IVA superaría los 100 millones de pesos entre 2015 y 2018, según se estimó desde la Administración Federal de Ingresos Públicos, a través de la Dirección General Impositiva (DGI).

Esta causa está dividida. La parte de las facturas truchas está en manos de la Justicia Federal y la del fraude al Estado está en la Justicia provincial, que por planteos de competencia aún no avanzó en la investigación.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...