Renunció a su trabajo, se dedicó al béisbol y hoy está en los Astros

“Acá pasa algo similar a lo que ocurre en las inferiores de fútbol y lo viví con Vélez. Quizás hay 30 nenes corriendo atrás de una pelota y afuera 50 padres esperanzados con salvarse”. Desde República Dominicana, el mánager argentino de la academia de los Astros de Houston de béisbol, Marcelo Alfonsín, detalló el paralelismo entre dos deportes apasionantes que se transforman, además, en grandes negocios.
“En los tryouts (eventos organizados por captadores de talentos), junto a los chicos vienen padres, agentes, buscas, hay de todo. Es que Dominicana se parece a las zonas más humildes de Capital Federal”, reconoció.

La historia de Marcelo Alfonsín es similar a la de muchos, pero con una incansable labor. Es el claro ejemplo de que quien lucha por sus sueños lo puede lograr siempre y cuando haya gotas de sudor detrás. De chico soñó, como muchos beisbolistas, vestir la camiseta de algún equipo de las Ligas Mayores, pero cuando creció se dio cuenta -como muchos- de que esas posibilidades eran prácticamente nulas. Decidió trabajar en una empresa de telecomunicaciones “para pagar mis cuentas” y “en los tiempos libres el béisbol sea mi actividad”. Hace cuatro años se cansó. Renunció y se dedicó pura y exclusivamente al béisbol: como coach y mánager en Vélez Sarsfield, llegó a la Selección argentina y ahora pegó el salto.


“Cuando pasó lo de la pandemia me habían puesto a cargo del pitcheo de la Selección y fue un bajón el parate. Tuve mi período de sentirme muy mal hasta que decidí arrancar de nuevo”.
“Tiempo atrás había ido a estudiar a driveline (un centro de entrenamiento de Seattle). En ese entonces les dije que era muy valioso lo que tenían pero solo estaba en inglés y se estaban perdiendo el 50% del mercado porque la gente de habla hispana no podía utilizarlos. Y en la pandemia, al igual que nosotros, ellos aprovecharon el tiempo para meterle a otros proyectos que tenían frenados. Me escribieron para ver si quería traducir todo el material de driveline al español.
Me ofrecieron traducir a cambio de certificaciones que son muy valiosas en las entrevistas de las Ligas Mayores”. Fue la llave que le abrió las puertas a su sueño.

Por cosas del destino también recibió un llamado del salteño Rolando Arnedo (integrante del staff técnico de los Diamonbacks de Arizona) para hacer una certificación en Rapsodo, una empresa que fabrica tecnología de análisis de bateo y pitcheo. “En Rapsodo ofrecí traducir el curso al español a cambio de una máquina para evaluar bateos y pitcheos que tenemos en Vélez”. 

El mánager argentino contó que desde driveline se dieron cuenta que algo lo inquietaba y quería progresar. “El fundador de la empresa trabajó con los Cincinnati Reds y me dijo que iba a tener una vacante como entrenador de pitcheo. Tuve una entrevista pero al final no quedé”.
Luego se contactaron los Philadelphia Phillies y tras siete entrevistas tampoco lo contrataron. “Desde entonces comencé a las páginas de los equipos para ver las búsquedas laborales y si había me postulaba. Finalmente terminé en una de los Astros y los Minnesota Twins”.

“Los Astros no me contrataron pero me dijeron que era bueno para otras posiciones y cuando me iban a contratar los Twins, avisé a los Astros por cortesía. Entonces ellos me ofrecieron para ser mánager y que podía aportar mucho en Dominicana. Me parecía un salto bastante grande y acepté”.
Desde centro américa dijo que no es imposible el desembarco: “Una de las claves es ser bilingüe”. ¿Y los jugadores? “tienen que destacarse demasiado”.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...