Divertirse en bici en contacto con la naturaleza, una moda que llegó para quedarse 

Si bien el Mountain Bike es una disciplina deportiva que se practica desde hace mucho tiempo, recién con la llegada de la pandemia alcanzó masividad. Hoy pululan las competencias tanto en Capital como en el interior de la provincia, y miles los salteños que salen a pedalear en busca de aventuras y de estar en contacto con la naturaleza. 
Se ha transformado con el tiempo en una hábito muy positivo para la salud, ya que favorece el sistema inmune, ayuda a la eliminación de grasas, aumenta la capacidad pulmonar, reduce el estrés, la actividad cardiovascular y mejora el estado de ánimo, según los especialistas.
Una ventaja del MTB: pueden practicarlo personas de todas las edades, desde niños que comienzan a andar en bicicleta hasta adultos mayores. Y, entre otras cosas, porque no implica necesariamente sumarse a un torneo. Subirse a una bici todo terreno y adentrarse en los paisajes salteños es una moda que parece ha llegado para quedarse.
Fabiana Medina, vecina de Campo Quijano, en diálogo con El Tribuno contó: “Hace algunos meses me sumé a esta actividad y soy feliz. Yo voy a mi ritmo. Respiro aire puro y nadie me apura. Al principio no podía hacer ni una cuadra. Hoy salgo desde el pueblo de Quijano y recorro la Quebrada del Toro. Me ayudó también a bajar los niveles de ansiedad y redujo mis problemas de columna”.

 

 Fabiana Medina


Sin dudas, el MTB se presenta como una propuesta divertida y accesible pese a que, debido a la demanda, los precios de las bicicletas y de los accesorios treparon significativamente desde 2020. Pero la diversión, de acuerdo a sus cultores, está asegura y vale la pena la inversión.

 

“Me muevo como una gacela”

 Federico Machado y Juan Aramayo

Juan Aramayo, enfermero de Cerrillos, es un firme competidor en los torneos del interior: “Mi trabajo en el área de salud
es muy estresante. Cuando descubrí el MTB me volqué de lleno. No tengo mucho tiempo para entrenar, pero me gusta la competencia. Trato de sumarme a todas las que se organizan en el Valle de Lerma y he logrado varios podios”. El pedalista agregó: “Me ayudó también a bajar más de 15 kg, porque estaba muy gordito. Ahora me siento en forma, liviano y me muevo como una gacela”.

Por su parte, Federico Machado, chofer de autoelevadores contó: "Si bien siempre fui flaco, llevaba una vida sedentaria. La bici me llevó a tener una vida sana, alejada de los vicios y de la juerga. Uno se siente diferente, se reencuentra con amigos y conoce gente nueva. Fue un gran cambio. Es una actividad de mucha camaradería". 

 

Convivencia con los automovilistas


Desde el inicio de la pandemia la bicicleta fue ganado espacio como medio de locomoción, ya que constituye medida preventiva contra el Covid 19, porque evita las aglomeraciones en el sistema público de transporte; por los beneficios a la salud que aporta este tipo de actividad aeróbica y por sus ventajas ecológicas y económicas, frente a los altos precios de los combustibles.  
Sin embargo, la convivencia entre ciclistas y automovilistas no es la mejor. Muchas conductas atentan contra la seguridad de los más vulnerables. Por tal motivo, desde diversos sectores del Estado, desde ONGs y clubes temáticos ponen de relieve la necesidad de reordenar el tránsito e instan a la población a cumplir con las normas viales a fin de evitar accidentes. 

En ese marco, se hacen cada vez más necesario la delimitación y construcción de más bicisendas para que los vecinos puedan utilizarlas cotidianamente este tipo de rodado como medio de movilidad, práctica deportiva o para la recreación. A esto se suma como imprescindible la puesta en marcha de programas de educación vial y de prevención, dirigidos a ciclistas, automovilistas ya la población en general, acompañado de carterlería y señalizaciones. Vale la pena resaltar que la vía pública pertenece a todos los ciudadanos, no solo a los automóviles. La falta de respeto al ciclista y al peatón es un problema que se debe erradicar.


Los pedalistas por todos los medios instan a los automovilistas a respetar en los sobrepasos una distancia de al menos 1,5 m con los ciclistas, para evitar accidentes. En tanto los ciclistas, por su seguridad, deben evitar las rutas angostas y de alto tránsito.


 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...