Durante la audiencia de imputación realizada el sábado, los acusados, asistidos por su defensa particular, optaron por declarar. El fiscal solicitó la prisión preventiva al Juzgado de Garantías interviniente. Mientras tanto, personal de la Brigada de Investigaciones del Sector 2A, investiga la posible participación de los imputados en otros hechos denunciados con el mismo modus operandi.

De la imputación, surgió que durante la medianoche del 29 de enero, los acusados ingresaron a un drugstore ubicado en avenida Bicentenario al 1100, de barrio Tres Cerritos, con un arma de fuego. 

Una vez adentro, ejercieron violencia física sobre la denunciante, a quien le sustrajeron la suma aproximada de 12 mil pesos. La damnificada brindó detalles de la fisonomía de los asaltantes y relató que tras el robo, ambos corrieron hacia calle 12 de Octubre. La mujer supo por un vecino que los imputados abordaron una moto, en la que escaparon por calle Juramento.

Otro damnificado, empleado en un almacén ubicado en Los Carolinos al 400 del mismo barrio, denunció que la noche del 28 de enero, cerca de las 23.40, fue asaltado por un hombre, a quien pudo describir. Relató que este sacó un arma de fuego tipo pistola y le sustrajo la suma de $2500. Tras esto, el asaltante salió caminando por calle Los Parrales.

Un tercer hecho fue denunciado por otro hombre, quien sostuvo que durante la medianoche del 29 de enero, trabajaba en un local comercial ubicado en calle Zuviría al 1400, cuando ingresó un sujeto, a quien también pudo describir, con un arma “tipo aire comprimido” con la intención de sustraerle la suma de $5.000 que tenía en la caja. El denunciante sostuvo que creyó que el arma era de juguete y le hizo frente. Tras esto, el asaltante se retiró y se subió a una moto ubicada sobre calle Anzoátegui.

Con las características aportadas por las víctimas, transmitidas por personal de Coordinación Operativa al del 911, efectivos policiales identificaron a los sospechosos en la madrugada del 29 de enero en la intersección de Los Piquilines y Los Tarcos, a bordo de una moto. Allí inició una persecución que finalizó con la intercepción de los acusados en la esquina de Reyes Católicos y Los Tiatines, donde fueron detenidos. Durante la requisa, encontraron en la cintura de Altamirano una pistola Bersa de 9 milímetros con nueve cartuchos. También le secuestraron la suma de $15.400.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...