Juan Perillo: “No hay dolor que impida jugar una final”

Desde el 2006 Juan Manuel Perillo hizo su aparición en el fútbol salteño, con pasado en las inferiores de Bocas Juniors, para sumarse a Juventud Antoniana y el Nacional B. El delantero desde aquel momento fue muy tenido en cuenta porque luego pasó por Central Norte, en el extorneo Argentino A; ahora forma parte del plantel de Gimnasia y Tiro, que el próximo domingo disputará frente a Fontana de Chaco, en Santiago del Estero, la final por uno de los 4 ascensos en juego del torneo Regional Federal Amateur. Pero Perillo, antes de incorporarse al plantel que dirige Sergio Maza, integró los planteles de Atlético Mitre, San Antonio y Olimpia Oriental del Valle de Lerma.
A solo unas horas del decisivo partido con los chaqueños, Juan Manuel Perillo mantuvo un diálogo con El Tribuno. “La verdad que uno está muy contento. El domingo si Dios quiere tengo la oportunidad de volver a jugar una final. En Santiago del Estero y en esa cancha ascendí en el 2015 con Güemes, así que ojalá se me pueda dar esta vez con Gimnasia y Tiro. Muy contento por mí, por los chicos que hacen un gran esfuerzo todos los días para que la gente pueda tener su alegría”, expresó el delantero.
Aparte de jugar al fútbol, Perillo trabaja en un restaurante y considero: “Todos hacemos un esfuerzo. Hay varios chicos que trabajan y más en esta categoría. Además de laburar tienen que ir a entrenar y otra vez a trabajar. Y uno mira para atrás y observa que hace el esfuerzo en el día a día. De levantarse temprano y acostarse tarde por el laburo. Y que se tenga la oportunidad el domingo de coronar todo ese esfuerzo es muy meritorio. Pero igual no es excusa hacer un doble esfuerzo. La mayoría en el fútbol salteño hace eso. Además, los clubes no están en condiciones de pagar buenos sueldos. Yo soy uno de los tantos que tiene que trabajar y jugar porque los gastos no se pueden solventar solamente con el fútbol. Es el esfuerzo que muchos de los chicos que quedaron afuera, que no están jugando ahora, que compitieron contra nosotros, se deben ser sentir reflejados porque también hicieron un gran esfuerzo. Nos queda jugar la final y esperemos estar a la altura”.
De su trayectoria como jugador, dedujo lo siguiente: “Agradecido de poder haber hecho lo que me gusta y desde el 2006 que vine a préstamo a Juventud de Boca. Después me la pasé viajando. El fútbol me dio muchas alegrías y también tristezas. Hoy me encuentra grande, 35 años, pero no quiere decir que uno no esté vigente y con las mismas ganas. Uno siempre trata de entregar todo”. En el final se refirió a lo que implica llegar a una confrontación así. “Poco conocemos del rival. El técnico está haciendo su trabajo. Preparándonos para como juegan ellos, como lo hizo con los demás partidos. Los chicos están bien. Hay varios con lesiones, yo jugué infiltrado los tres últimos partidos. Por ahí no tenemos el descanso que queremos para volver a jugar de una semana a la otra, pero no hay dolores que impida jugar una final. Es una inmensa alegría y una satisfacción enorme”, concluyó 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...