¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
19 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Ganancias: habrá un descuento especial para los que con una suba cobren más de $150 mil

Varias comisiones de Diputados comenzaron ayer a debatir el proyecto oficial.La medida busca evitar que se generen inequidades entre trabajadores.
Miércoles, 10 de marzo de 2021 02:10

Ayer comenzó en la Cámara de Diputados el plenario de comisiones para tratar la reforma del impuesto a las ganancias.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Ayer comenzó en la Cámara de Diputados el plenario de comisiones para tratar la reforma del impuesto a las ganancias.

En el marco de la reunión informativa del plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y Legislación del Trabajo, expusieron y defendieron la iniciativa el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias.

Los puntos principales sobre los que reposan los cambios anunciados son dos: un nuevo piso de ingresos de trabajadores en relación de dependencia a partir del cual se está sujeto al tributo y la reducción del impacto sobre aguinaldos.

El proyecto sobre Ganancias que impulsa el oficialismo modifica el artículo 30 para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta $150.000 brutos.

Con la suba del piso salarial de $150.000 brutos para estar exentos de Ganancias el trabajador que tiene un sueldo bruto, por ejemplo, de $160.000, ¿cobrará de bolsillo menos que el que gana $150.000?  La respuesta es no

"En el artículo 8 del proyecto de Sergio Massa, que comenzaron a tratar ayer las comisiones de la Cámara de Diputados, permite que el Poder Ejecutivo -mediante facultades delegadas- establezca una "escalera" de deducciones para las remuneraciones superiores a $150.000 y hasta $173.000, para evitar "saltos abruptos" en el impuesto. Esto permitirá que el empleado que, por ejemplo, gana $160.000 o $155.000 brutos no tenga una remuneración de bolsillo inferior al que gana $150.000 o $145.000 brutos.

Asi en la reglamentación de lo que apruebe el Congreso, la AFIP establecerá cómo se calculará el impuesto para esa franja de trabajadores, con montos más reducidos, de manera que los que ganan más de $150.000 no cobren menos que los que perciben $150.000 o menos.

El piso de 150.000 brutos, luego de los descuentos de jubilación y salud (17%) equivale a $124.500 de bolsillo. De esta manera, quien gana $155.000 brutos o $128.650 netos no podrá tener un descuento de ganancias superior a los $4.150, cuando actualmente al soltero sin hijos, por ejemplo, le descuentan unos $18.000 mensuales.

Esto último pasa porque el mínimo no imponible arranca a partir un sueldo bruto de $90.135 (neto antes de ganancias de $74.812).

Otra aclaración importante es que el impuesto a las ganancias con el piso salarial de $150.000 brutos se calculará en forma mensual. Esto significa que si en algún momento del año el empleado recibe un aumento y supera los $150.000, habrá meses en que no pagará ganancias por las remuneraciones de hasta $150.000 y meses donde pagará el impuesto porque las remuneraciones fueron superiores a $150.000 bruto, respondieron los asesores de Massa.

De esta manera los trabajadores que reciban un incremento salarial y superen los $ 150.000 volverán a pagar el impuesto a las ganancias. En esos casos, entre $150.000 y $173.000 regirá esa escala especial de manera que luego del aumento salarial no cobren de bolsillo menos de lo que cobraban antes del incremento.

En tanto, los que ganan más de $173.000 brutos seguirán pagando ganancias como hasta ahora.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD