“Lo que para él es una injuria para mí es violencia de género”

La exrelación entre Luciana Salazar y Martín Redrado sigue sumando capítulos y ahora las disputas entre ambos se dirimirán en la Justicia. 
Esta mañana la modelo interrumpió una entrevista que le estaban haciendo a Fernando Burlando, abogado del economista, en Los Ángeles de la Mañana, por El Trece. Y, mientras el letrado daba argumentos en favor de su defendido, ella, furiosa, le envió mensajes a Pía Shaw, miembro del panel, para dar su versión de los hechos.
Burlando explicó que la estrategia judicial consiste en revivir “una medida cautelar de hace unos años atrás”, obviamente, por los mismos motivos que Redrado esgrime hace tiempo: acoso. 
“No habría por qué variar la decisión de un juez si por aquel entonces vio determinadas circunstancias que afectaban la dignidad de una familia y que ahora frente a los mismos hechos no decida exactamente lo mismo. Hay varias medidas que se adoptaron y, entre ellas, lo que pretendemos ahora es revivir la circunstancia”, explicó el abogado.
Y agregó: “Redrado va a querellar a toda persona que de alguna manera afecte a su buen nombre y honor: si hay una calumnia, una injuria, si hay algún tipo de circunstancia que genere algún tipo de perjuicio, va a iniciar acciones judiciales, a ella o a cualquiera. (...) El proceso que se inicia, entre otros, es el de desobediencia. Esa fue la directiva precisa de Martín Redrado”.
Burlando consideró que el economista se había comportado de manera contraria. “Mantuvo un perfil muy bajo, nunca salió a expresarse o a dar respuestas vinculadas con tuits o con mociones que han tratado los medios, a partir de la ignición de la llama que hace Salazar. Martín en ningún momento ha ofendido, ni ha salido a responder con injurias ni calumnias. Jamás hizo ninguna aparición mediática, él entiende que eso lo hizo Luciana. No podemos hablar de un hostigamiento de una persona que está ausente, que está desaparecida”, señaló.
En ese momento, Shaw leyó un mensaje que le había enviado Luciana. “Por supuesto que si usted me va a llevar a la Justicia, también tengo todas las pruebas y las quiero presentar en el momento que usted decida”, había puesto la modelo. “Es lo que va a tener que hacer”, le respondió Burlando. Luego agregó: “Lo que pasa es que para defenderse de una injuria, acá no hay ningún tipo de justificativo para los ataques al honor o a la dignidad de una persona. Esto es tan disvalioso como agredir físicamente. Si no hay un justificativo claro, que en este caso no lo hay, nadie puede cometer un delito de estas características”.
Por otra parte, Burlando consideró: “Me parece que Luciana se está equivocando con los conceptos. Hay cosas que se resuelven en determinados ámbitos. Si vos injuriás o calumniás, listo. Excepto que se rectifique en una audiencia de conciliación establecida por la Justicia penal, lo que de alguna manera puede extinguir la causa. Si no, va a juicio oral”. En ese punto, llegó otro mensaje de Luciana, esta vez vía audio: “Decile a Burlando que lo que para él es una injuria, para mí es una violencia de género”.
“¿Violencia de género? si quien insulta es Luciana”, respondió el abogado de Redrado. “No entiendo a qué le llama violencia de género. Explicámelo, porque es parte de toda esta situación que no tiene una línea de seriedad”, dijo. Y, en favor de su defendido, agregó: “Martín es un tipo educado y un caballero. Él ha tratado de cuidar desde lo mínimo a lo máximo para que no haya otras interpretaciones, para que esto no suceda. Ha cuidado de más situaciones de las que él no es protagonista”.
Por último, cerró: “Esto es parte del pasado y el pasado no puede estigmatizar a una persona toda la vida. Sí puede haber lindos momentos, pueden estar en la memoria los buenos momentos, pero no puede ser que, permanentemente, se esté desangrando esta situación cuando realmente no existe una relación”.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...