Convocan a una marcha para hoy por el aislamiento en Los Toldos

Vivir en Los Toldos es una aventura por donde se lo mire; mucho más con una cuarentena por una pandemia a nivel global. Este pueblo, de no más de 30 mil personas, es el último rincón del país en donde hay que salir a Bolivia, recorrer un tramo para luego volver a la Argentina. Salir de Salta, circular por suelo tarijeño, para volver a Salta como única vía posible.

Eso es difícil en tiempos "normales". Mucho más lo es cuando cierran las fronteras por prevención epidemiológica. Entonces todo se hace más difícil; los trámites de las oficinas burocráticas, las provisiones de mercadería, de dinero en efectivo, los enfermos con tratamiento, las clases con docentes que vienen desde fuera. Es como encapsular a un pueblo y solamente dejar un resquicio de ilegalidad para que respire. Así se sienten los toldeños y es por eso que hoy salen a sus calles a reclamar y hacer visible su reclamo ante Migraciones para que les abra un salvoconducto, el llamado "permiso excepcional".

La convocatoria de un grupo de vecinos es para hoy a partir de las 18, en la cancha del Club San Pedro, desde donde partirá una caravana de vehículos respetando el aislamiento en reclamo de ese permiso que tiene que gestionar Migraciones con las autoridades bolivianas.

¿Cómo sobrevivieron hasta hoy? Por los intersticios de la ilegalidad de una frontera caliente que se mantiene por la tráfico de todo tipo de mercaderías y hasta de personas. En ese circuito andan los toldeños para poder salir y entrar nuevamente al país si es que van a la Anses, al PAMI, por un remedio para un diabético, para sacar dinero del cajero, por un repuesto, para visitar de urgencia a un familiar, para trabajar y hasta para dar clases.

La ruta 7 es instransitable incluso para motos enduro.

Algún lector podrá recordar la ruta inaugurada por el gobernador Gustavo Sáenz el pasado 9 de julio, obra que el mismísimo presidente Alberto Fernández aseguró que "nos brindaba más soberanía", y que no duró más de dos meses, hasta septiembre, cuando comenzaron las lluvias a difuminar su rastro en las yungas. La famosa ruta 7 ya no existe; tampoco la "soberanía" y los vecinos le piden una solución a las autoridades nacionales, más precisamente al ministro del Interior de la Nación, Wado de Pedro.

Cuando el presidente Alberto Fernández anunció que ya había camino para los toldeños, el gobierno boliviano suspendió los permisos de circulación, provocó un caos y una tendencia a utilizar los pasos ilegales.

La odisea de los toldeños comienza a los pocos kilómetros, cuando tienen que cruzar el río Bermejo, por El Condado, hacia la vecina localidad boliviana de La Mamora. El puente que había ya dejó de funcionar y el Ejército construyó uno que por sus características técnicas no es muy alto. Esto quiere decir que se puede cruzar si el Bermejo, río arriba, así lo permite. Cuando viene con toda su bravura no hay paso. Si se puede llegar a La Mamora hay que tener la suerte de encontrar algún colectivo o remise que quiera trasladar a personas extranjeras indocumentadas por suelo boliviano. No cualquiera lo hace y además cuesta caro. Los argentinos deben pasar "bajo poncho" por el retén boliviano hasta la zona de gomones. Sí, hablamos de los mismos gomones de la tragedia de hace algunas semanas atrás por cruzar el Bermejo.

El costo de hacer Patria en la frontera

Los argentinos deben pagar por cada tramo para llegar y salir de Los Toldos

El paso en gomón entre bermejo y Aguas Blancas cotiza en mil pesos por estos días. Ya van tres mil pesos solo en ese tramo. Todavía hay que llegar a la costa argentina, en donde las fuerzas de seguridad pueden hasta disparar con sus armas de fuego. Lo aseguran vecinos y trabajadores de Los Toldos. Desde Aguas Blancas hasta Orán cuesta unos 300 pesos en remise compartido, por lo que hay que llenar primero todo el automóvil con cuatro pasajeros. Si no hay nadie más se paga los $1.200. A ese camino los hacen desde personas con familiares con enfermedades crónicas, estudiantes de nivel superior y docentes. 

 Hace algunos días la periodista Andrea Silvera realizó un informe sobre un video que circula por las redes sociales en donde uno de los maestros muestra el momento antes de subirse a uno de los gomones en los que comúnmente se pasan mercaderías entre un lado y otro de la frontera entre Aguas Blancas y Bermejo, Bolivia. “Roberto Acosta, docente en Los Toldos, grabó un video en la misma playa del río Bermejo, del lado argentino, comentando la situación por la que deben atravesar, no solo por el avance del virus sino por el cierre de la frontera”.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...