Armando Cazón: “Los jueces de Corte también deberían elegirse por concurso” 

Cazón fue miembro titular del Jury de Enjuiciamiento de la Provincia, asesor en la reforma constitucional de 1998, concejal con dos mandatos en Tartagal, secretario de Gobierno de ese Municipio e integrante del gabinete de la Auditoría General de la Provincia.
“Se debe considerar la forma de elección de los magistrados de la Corte de Justicia de la Provincia de Salta, porque es absolutamente necesario e imprescindible dar un contundente mensaje institucional a la sociedad, tanto en la provincia como en la nación”, afirmó Cazón. 
“El concurso público debería hacerse ante un Consejo de la Magistratura diferente al actual, que es solo para los magistrados inferiores, jueces, fiscales, defensores y asesores de menores”, agregó.
 
En términos generales, ¿qué opina de la reforma parcial de la Constitución promovida por el Ejecutivo provincial?
Me parece que se tratan temas importantes, más allá de si la convocatoria debió realizarse por consulta popular o no. Creo que la reforma parcial se pudo haber enriquecido con otras temáticas que son necesarias para adecuar algunos tópicos.

¿Cuáles considera que son los temas más relevantes?
Creo que la limitación de los mandatos de los concejales, diputados, senadores y el de propio gobernador es un tema muy importante desde el punto de vista político-institucional. Es una discusión pendiente a nivel provincial y un fuerte reclamo a nivel nacional, ya que es necesario fortalecer las instituciones democráticas respetando la periodicidad de los mandatos y la necesaria alternancia.

¿Qué opina con respeto a la duración de los cargos de los jueces de la Corte?
Creo que, ante todo, se debe considerar la forma de elección de los magistrados de la Corte de Justicia de la Provincia de Salta, porque es absolutamente necesario e imprescindible dar un contundente mensaje institucional a la sociedad, tanto en la provincia como en la nación. Los miembros de la Corte deberían ser elegidos por concurso, como el resto de los jueces, fiscales y demás magistrados.

¿Sería el Consejo de la Magistratura, como está conformado actualmente, el responsable de seleccionar una terna con los candidatos con mayor puntaje? 
El concurso público debería hacerse ante un Consejo de la Magistratura diferente al actual, que es solo para los magistrados inferiores, jueces, fiscales, defensores y asesores de menores.

¿Podría acaso la Convención debatir una nueva forma de elección de jueces de la Corte como la que usted plantea? 
El artículo 156 de la Constitución Provincial, en sus párrafos primero y tercero, habilitaría a los convencionales que sean elegidos oportunamente para que puedan introducir alguna reforma en tal sentido. Lo concreto es que la idoneidad que se exige constitucionalmente a los jueces inferiores debería garantizarse también con los de Corte, no solo en Salta sino a nivel nacional.
 
¿Cómo cree usted que repercute en la sociedad la actual forma de designación de los jueces de Corte? 
Desde mi punto de vista, y como un ciudadano más, las experiencias a nivel nacional y provincial no son buenas en cuanto a la credibilidad de los miembros elegidos para ocupar tan dignos cargos. La gente, en general, percibe que la elección de un miembro de la Corte significa necesariamente que responderá al funcionario que lo designó. Por esta razón, los fallos que se resuelven a favor de cualquier gobierno de turno son severamente cuestionados, por más que los fundamentos jurídicos sean ajustados a derecho. Los concursos para los miembros de la Corte serían, sin duda, una fuerte apuesta a la institucionalidad e independencia del Poder Judicial.

Concretamente, ¿qué garantías o beneficios ve usted en los concursos de la magistratura?
Con los concursos selectivos se profundiza el respeto a lo institucional y la división de poderes. Se garantiza la idoneidad, el principio de oportunidad para todos los magistrados, funcionarios y abogados que quieran concursar. De hecho, los actuales miembros de la Corte, una vez finalizado su mandato, concursarían como cualquier otro profesional que cumpla los requisitos previos. 

¿Cómo se conformaría el jurado en los concursos para jueces de Corte? 
Una de las posibilidades de exigencia previa sería que esté integrado en su totalidad por jueces, abogados con probada trayectoria nacional e integrantes de universidades públicas y privadas nacionales. Y en el mejor de los casos, de otras provincias, para evitar cualquier sospecha. Esto es muy importante, ya que la sociedad debe y tiene que creer en la administración de Justicia para que se fortalezcan las instituciones en general que están cuestionadas, en algunos casos, injustamente. Este camino, no tengo dudas, sería una apuesta institucional muy fuerte tanto a nivel nacional como provincial. 

¿Considera que existe en la sociedad una sospecha generalizada con respecto a la imparcialidad de los jueces de la Corte?
Es un dato de la realidad. La impronta, el estigma de origen de la selección por parte del presidente o el gobernador de turno, hace sospechosa toda designación, aunque no lo sea. Por eso creo que un concurso público sería la forma más confiable de seleccionar los jueces de Corte.
.
.
.
.
.
.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...