Durante la décima jornada del juicio declararon una vecina de Vaqueros, una expareja de Vargas, un efectivo policial, dos peritos del CIF y una abogada. Se aludió a la presencia del imputado Vargas en Vaqueros y las contradicciones planteadas respecto a sus movimientos.

La primer testigo fue una vecina de Vaqueros, que en su declaración ratificó la presencia del imputado Vargas en barrio San Nicolás alrededor de las 13.30, ofreciéndole un par de sandalias.

Dos peritos del CIF declararon acerca de su intervención en distintas medidas cumplidas durante la investigación y una abogada que representaba a la empresa donde trabaja Cajal Gauffín y que le colaboró en la gestión de cobro de un seguro de vida del que era beneficiario tras la muerte de su mujer.

Una expareja de Vargas dijo que durante la convivencia, éste le dijo que trabajaba en una empresa pero que nunca constató esa situación y señaló que cuando bebía, era violento con ella.

Finalmente, un efectivo policial que revista en la Unidad Especial de Investigaciones del Ministerio Público, expuso sobre las distintas líneas de investigación sobre las que trabajó en la causa y realizó un análisis de los movimientos de las seis tarjetas de SAETA aportadas voluntariamente por el imputado Vargas, marcando las contradicciones surgidas entre la declaración del imputado, la declaración de un amigo que señala que señaló que estuvieron juntos el día del hecho y los movimientos registrados por la empresa de transporte.

La audiencia se reanudará el próximo lunes para continuar con la ronda de testimoniales, que terminará el jueves 20 según lo previsto y el viernes 21 se producirán los alegatos de las partes.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...