Una escuela del Chaco salteño pide calzado y abrigos por el frío

Las fotos tienen la crudeza de lo cotidiano, de lo que se vive en el día a día, de la carencia de todo beneficio material, de lo desprovisto de cualquier justicia social.  

La escuela 4554 del paraje San Bernardo, y su anexo Alto La Sierra, en Santa Victoria Este, necesita la ayuda de la mano solidaria de los salteños. Sus estudiantes no tienen ni calzado ni abrigos para afrontar el invierno que está llegando.

La llegada del frío al norte argentino también afecta a las comunidades indígenas del monte chaqueño. Son regiones muy acostumbradas al calor tropical, pero la semana que pasó el frío develó pedidos de ayuda que no hacen otra cosa que mostrar la realidad de la tarea docente en contextos inhópitos. Niños descalzos, con frío, al lado de una olla que se calienta al fuego de leña, el piso de tierra, es todo lo que está mal.

"Somos docentes en una escuela del Chaco salteño. La escuela se encuentra en una comunidad wichi monte adentro, a 60 km. de la la localidad de Santa Victoria Este. La temperatura en la zona comenzó a descender. Necesitamos abrigos y calzados para los niños. Ya se acerca el invierno y esta es la realidad de nuestros alumnos. Tenemos niños de 3 años hasta 18 años. Por favor si alguien tiene ropa o calzado que ya no usen, y estén en buenas condiciones, si desean donarlas pueden comunicarse con nosotros", dijo la señorita Fátima Paz en una publicación en las redes sociales.

La escuela cuenta con una matrícula de más de 110 estudiantes, con 60 chicos en San Bernardo y más de 50 en Alto La Sierra. Más del 80 por ciento de sus alumnos pertenecen al pueblo wichi. La institución tiene 3 maestros de grado, 2 especiales, una de Nivel Inicial y tres ordenanzas. 

 

Fátima es la "seño" de Nivel Inicial y esta semana viene a la ciudad de Salta con la directora de la institución. Es el momento para llamarla y ayudarlas. Su teléfono es 3877 15472935.

En las fotos que publicaron se ven a los niños escolarizados descalzos y sin abrigos; pero también el estado de las escuela. Necesitan un baño porque el que tenían se derrumbó en la última inundación. La cocina es lo que se ve en las fotos: una construcción sin terminar, las ollas a leña, el piso de tierra y los pupitres reciclados para comer. Se debe decir que no tienen luz porque los paneles solares no recibieron el mantenimiento adecuado y no funcionan.

"Nosotros pedimos calzados y abrigos porque es lo urgente, sin embargo necesitamos de todo: alimentos, utiles escolares, implementos para el comedor, materiales para el baño; necesitamos de todo porque no tenemos nada. Cualquier ayuda será bien recibida", dijo la docente Fátima Paz.

 

 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...