Por las infracciones de la política a las restricciones, renunció el titular del COE

Las transgresiones que la política se permitió en sus movilizaciones en los últimos días no solo empañaron los homenajes al general Martín Miguel de Güemes en el bicentenario de su fallecimiento, sino que ocasionaron la renuncia del titular del Comité Operativo de Emergencia (COE), Francisco Aguilar.

Molesto por las infracciones a las normas sanitarias locales para darles vía libre a las manifestaciones políticas en torno a la figura del presidente Alberto Fernández, y preocupado por las consecuencias que esto pudiera traer a la ya delicada situación en Salta, Aguilar decidió dar un paso al costado y puso su dimisión a disposición del gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz.

Fuentes oficiales confirmaron ayer a El Tribuno que el médico que comandaba hasta ayer el COE estaba reunido con el mandatario provincial, a quien le expuso las razones por las que consideraba que no podía seguir en el cargo. No obstante, hasta el cierre de esta edición no se había podido confirmar que Sáenz haya aceptado la renuncia del profesional.

De acuerdo a la información a la que pudo acceder este diario, el gobernador no estaría dispuesto a perder al médico en la diagramación y conducción de las estrategias para combatir la COVID-19 y evalúan responsabilidades en el Ministerio de Seguridad antes de tomar una decisión.

Previo a la reunión, trascendió una carta que Aguilar había enviado a las autoridades gubernamentales en la que manifestaba: "En mi carácter de presidente del Comité Operativo de Emergencia hago saber mi preocupación por los hechos acaecidos con motivo de la conmemoración del bicentenario del fallecimiento de nuestro héroe gaucho, el general Martín Miguel de Güemes".

"Con gran tristeza desde el COE tuvimos que restringir el desfile y la afluencia de público para rendir homenaje al Gral. Güemes con la convicción de que una concurrencia numerosa podría afectar la hoy delicada situación sanitaria de nuestra provincia. No obstante, debido a motivaciones políticas que no comparto y desconocía, se autorizó el ingreso de simpatizantes del Sr. Presidente de la Nación en una actitud que constituyó una afrenta a los salteños y al esfuerzo que la sociedad viene realizando para combatir esta pandemia", cuestionó Aguilar y agregó que, "además, se impusieron restricciones a último momento a nuestros gauchos como la suspensión de los tradicionales fogones cuando habían sido consensuados previamente con el COE con los correspondientes protocolos".

  Fernández y Pamela Ares saludan a militantes de su partido.

Para el médico, "la errática y contradictoria política sanitaria del Gobierno nacional puede afectar seriamente la situación de la pandemia, por transmitir a la comunidad la sensación de que no se valoran los esfuerzos individuales y colectivos realizados en aras de proteger la salud pública".

"Con la convicción de haber aportado todo lo humanamente posible para contribuir a la lucha contra la pandemia de COVID-19, sin esperar ninguna contraprestación más que la satisfacción de haber seguido mi vocación profesional, hago saber que en la fecha pongo a disposición del Sr. Gobernador de la Provincia mi renuncia al cargo con el que me ha honrado", finaliza la misiva que el propio Aguilar hizo pública a través de WhatsApp.

Previo a su renuncia, en diálogo con El Tribuno, Aguilar manifestó: "Me preocupa muchísimo lo que pasó ayer (por el miércoles a la noche), porque deja al COE en una situación descolocada, porque nosotros habíamos armado toda una estructura segura para los actos en honor a Güemes".

“Un acto como el de la otra noche puede desencadenar un brote y Salta no puede tolerar un brote fuerte”.

"Nos habíamos puesto de acuerdo con los gauchos después de un montón de reuniones y lo que pasó fue lamentable porque pone en riesgo la situación sanitaria de Salta, que está muy al límite, muy exigida, respecto de camas, recurso humano y medicamentos, y después, cuando el COE tenga que dictar otras normativas, que pueden llegar a ser más fuertes o restrictivas, ¿con qué autoridad se va a dirigir uno a la población para decirles que hay que hacer tal o cual cosa?”, cuestionó. 
Aguilar dijo que de cara a las actividades del Presidente había tres con un protocolo seguro diseñado por el COE: “En primer lugar una recepción que le hacían en el hotel al Presidente, en un salón con capacidad para 250 personas y nosotros fijamos un máximo de 60”.
“En segundo lugar -continuó- los fogones, para los cuales hicimos un mapa para hacer cuatro con 10 gauchos cada uno y con un cambio de turno cada cuatro horas. Había un protocolo, pero después, no sé por qué, aparentemente una decisión de Casa Rosada, se suspendieron, lo que empañó el homenaje a Güemes”.
Aguilar dijo que “un tercer protocolo eran los invitados que iba a haber, cuyo número autorizado era 100 y no se respetó. Había más. Y luego que los activistas hayan podido subir hasta el Sheraton (hotel donde estaba Fernández, quien salió a saludarlos acompañado por su candidata a senadora provincial, Pamela Ares) y estén avalados para poder manifestarse, cuando no los dejamos a nuestros gauchos desfilar, me parece pésimo”.
“Estamos haciendo un esfuerzo tremendo como para que ocurra una cosa así. Esto no tendría que haber pasado”, concluyó.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...