La cumbre del boxeo en el natatorio de plaza Alvarado “hizo aguas”. Es que con la presencia de más de una veintena de representantes de las principales entidades, se intentó llevar a cabo ayer al mediodía la cumbre provincial de boxeo, con las intenciones de avanzar en la participación conjunta en todo el territorio salteño.


Del cónclave participaron la Secretaría de Deportes de la Provincia, su coordinación provincial, la Federación de Box, la Asociación, la Unión Provincial, y representantes de Tartagal, Embarcación, Orán, Güemes y Cerrillos, entre otros.
Pero qué pasó. Las diferencias en el medio no pudieron zanjarse, en cierta parte continuó el egoísmo centralista y hasta hubo ausencia de propuestas.
Es que el objetivo no es llamar a la gente del interior, sino concurrir a ver sus necesidades y hacerlos parte de las definiciones del nuevo rumbo que exige la sociedad en todas las instituciones, tanto deportivas, políticas o gremiales, entre otras, pero ayer parece que ese cambio continuó muy lejano.
Lo cierto es que los representantes del interior de la provincia, que tienen una cosecha importante de excelentes púgiles y en donde inclusive la representante de la Fundación Narices Chatas de Tartagal, Fabiola Soria, fue la propulsora de la nueva ley de mérito deportivo aprobada a comienzo de año por la Cámara de Diputados y que beneficiará no solo al boxeo sino además a los representantes de las disciplinas salteña, se vieron defraudados.
Pero entre medio de tanta divergencia, la postura del presidente de la Unión Provincial Boxeo, Alejandro Galarraga, de ofrecer su cargo y la entidad que preside para concretar una verdadera fusión y participación del interior, causó sorpresa.
Esa postura fue avalada por el subsecretario de Deporte Competitivo del Gobierno, Federico Abud, quien destacó que la cumbre estaba enmarcada en la ayuda del interior y no en volver a reflotar viejas heridas e insistió en el respaldo incondicional del Gobierno para que esto se concrete en corto o mediano plazo.
Pero después llegó el fracaso rotundo de la cumbre. Los dirigentes del interior apuntaron todos sus misiles a la Asociación Salteña de Boxeo, con mandato vencido, que por medio de su representante intentó mostrar un balance interno de lo logrado desde 2018, lo que fue considerado una desviación de los objetivos de la cumbre y una negativa hacia la participación de los referentes del interior, quienes, ofuscados, dieron un portazo. 

LOS PORMENORES

El reclamo: los delegados del interior de la provincia piden tener participación en las decisiones de las principales entidades que funcionan en la capital y que a veces hasta se convierten en una barrera para concretar los distintos eventos pugilísticos. El objetivo también pasa por crear una Liga Salteña de Boxeo que los agrupe a todos.

Necesidades: algunos de los beneficios que reclaman las escuelas de boxeo o centros vecinales del interior es acceder al asesoramiento legal, al servicio de asistencia para sus deportistas, como además a la formación de los entrenadores y el aval de los boxeadores para poder competir sin tener que hacerlo en Buenos Aires. 

Mérito deportivo: el proyecto de mérito deportivo que tiene media sanción de Diputados beneficiará a deportistas mayores de 40 años para disciplinas de combate físico o de 55 años en otras disciplinas, reduciendo los 60 actuales del proyecto anterior. Será una gratificación mensual y vitalicia y no es incompatible con otro beneficio estatal.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...