La Selección Argentina Sub-23 sabía que no podía volver a tropezar. Tras la inesperada derrota en el debut ante Australia, el seleccionado nacional necesitaba ganar para mantenerse con posibilidades firmes de avanzar a cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio. Y así fue: con un gol de Facundo Medina en el amanecer del segundo tiempo, la Albiceleste se impuso por 1 a 0 ante Egipto y respira por primera vez en la competencia.

Con esta victoria, el conjunto que conduce el Bocha Batista sumó sus primeros tres puntos de los Juegos y robusteció su posición en el Grupo C. De todos modos, todavía no puede descuidarse. El miércoles, a partir de las 8, enfrentará a España en un partido determinante en su objetivo por conseguir la clasificación a la próxima instancia.

El escenario quedará claro una vez que se dispute el otro duelo del grupo entre Australia y España. Por el momento, Argentina se ubica en la segunda posición de la zona, detrás de Australia (un partido menos), que tiene mejor diferencia de gol. España (también con uno menos) y Egipto cierran con una unidad.

Parecía que la situación se le iba de las manos a Argentina. Tras un primer tiempo en el que había generado situaciones, pero en el que no había podido concretar, el tanto de Medina a los seis minutos del segundo tiempo le dio algo de tranquilidad necesaria. Tranquilidad, sin embargo, que se apagó con el correr de los minutos. En la parte final del partido la Albiceleste sufrió y la pasó mal ante los intentos de Egipto, que iba por la igualdad.

Argentina resistió ese último fragmento y se quedó con el triunfo. Ante España será un duelo electrizante, ya que ambos seleccionados (favoritos del grupo) todavía no tienen nada asegurado y están detrás del mismo objetivo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...