El nieto de Gine consume drogas  desde los 12 o  13 años

El juicio que desde la semana pasada se desarrolla en el Salón de Grandes Juicios del Poder Judicial de Salta capital tuvo ayer la séptima jornada donde declararon peritos psicólogos y psiquiatras, profesionales que efectuaron los informes sobre los tres imputados acusados del homicidio calificado de María Leonor Gine. El sangriento hecho ocurrió el 28 de marzo del 2020 en el departamento de la mujer de 70 años, ubicado en calle Belgrano al 900, centro de la ciudad. Por el crimen están imputados Agustín Morales (21), nieto de la víctima, Federico Detzel (30) y Tania Rocío Aguirre (30).

La jornada de ayer comenzó con la comparecencia de un psicólogo propuesto por la defensa de Morales. El profesional dijo que entrevistó al imputado dos o tres veces en su consultorio para brindarle acompañamiento. Fue en febrero del año pasado. Indicó que atendió a Morales por pedido de su familia. A partir de las entrevistas supo que el joven comenzó a consumir drogas a los 12 o 13 años, que padecía una adicción severa al "paco" o pasta base y que también había consumido cocaína.

El profesional afirmó que la pasta base produce disociación de la realidad y un bloqueo afectivo y de conciencia. Afecta a las personas al punto de parecer "zombies" emocionales. Dijo que a Morales se lo veía angustiado por su problema de adicción y que podía asumir sus errores, pero seguía frecuentando lugares de alta vulnerabilidad social como la zona de "El Bajo", adonde concurría para consumir sustancias prohibidas. Dijo que sabía de sus conductas disruptivas, sobre todo en lo referido a la imposición de límites, pero nunca advirtió actitudes agresivas en él.

El principal imputado le dijo a una psicóloga del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) que vivía en Belgrano al 900 porque le convenía para movilizarse a los lugares donde compraba las sustancias estupefacientes. La profesional sostuvo que Morales no presentaba capacidad empática ni registro del otro, característica propia de una personalidad de perfil psicopático y antisocial. Tampoco se observó en él psicosis que afecte su relación con la realidad, por lo que podía discernir sobre actos socialmente reprochables. Interrogado por el crimen, Morales adujo amnesia temporaria y circunscripta a ese momento.

Según los profesionales, ninguno de los imputados presentó características de mendacidad en sus relatos, el nieto de la víctima adujo "amnesia temporaria" y los otros dos, Detzel y Aguirre, negaron tener algo que ver con el salvaje ataque que sufrió la jubilada en su departamento, asesinada de más de 30 puñaladas.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...