Controles de velocidad en el Valle de Lerma: una necesidad para evitar más muertes 

En los últimos días, Salta tuvo que lamentar la muerte de un gran número de personas víctimas de accidentes viales. Se levantaron inmediatamente voces exigiendo mayores controles. El tema es que, con requerir solo papeles en regla de los vehículos no se frenará el crecimiento de una dolorosa estadística, que debería hacernos reflexionar. 


El problema radica principalmente en las altas velocidades a la que se circula, tanto en las rutas provinciales como nacionales, y en el sector urbano. 
En la ciudad de Salta ya se están tomando medidas al respecto. Se anunció recientemente que se instalarán en puntos críticos 34 cámaras de monitoreo nuevas y cuatro cinemómetros reparados. La colocación de las mismas comenzó en junio y se prevé que concluya en septiembre.

 

Lo mismo debiera realizarse en los tramos urbanos de los municipios del Valle de Lerma, donde en la mayoría de los casos las rutas atraviesan los ejidos urbanos. Esto no debiera ser un problema, si se respetaran las normas viales, pero en la práctica no es así y los vehículos lo hacen a velocidades que ponen en riesgo a la población, y transforman en un verdadero caos la realidad vial de Cerrillos, La Merced, El Carril y Coronel Moldes, entre otras localidades.


Las medidas deben partir de la seguridad y no de un afán recaudatorio, y poner el acento en la prevención si lo que realmente se quiere es evitar los accidentes y la pérdida de más vidas humanas. 


La discusión sobre radares sí o radares tendría que quedar en el pasado. Eso sí, las autoridades deberían velar porque se utilice aparatología debidamente homologada y autorizada por la legislación local. 


Concejales e intendentes podrían comenzar a trabajar en este sentido, para cambiar una realidad lamentable en materia de tragedias viales. 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...