VIDEO.  Un joven quiso  reabrir su restobar y  le balearon la casa

Un joven de 31 años, quien comenzó en el verano pasado un emprendimiento gastronómico "distinto" en General Güemes, denunció en las últimas horas haber sido víctima de una atentado con arma de fuego de gran calibre, el que se perpetró en horas de la madrugada del viernes frente a su domicilio del barrio Santa Rita de la mencionada localidad.

Jesús López, de 31 años, denunció en la comisaría local el episodio, con el cual asegura lo están intimidando para que no abra las puertas de su emprendimiento gastronómico, ubicado sobre la ruta 34, a metros del ingreso a la ciudad del Valle de Sianca y cabecera del departamento.

López relató a El Tribuno que es la primera vez que personas intentan atemorizarlo, pero asegura que desde que abrió su negocio las redes sociales se llenaron de mensajes de odio y otras tantas cosas, en referencia a su emprendimiento.

El joven, quien recibió a nuestro medio en su negocio, dijo que todo comenzó el jueves pasado, cuando a través de las redes sociales hizo una publicación acerca de la reinauguración del restobar, y dio como fecha posible el 6 de agosto.

"Cuando comenzó la segunda ola de la COVID-19 tuve que cerrar las puertas porque el horario no se ajustaba al negocio y el protocolo impuesto por el COE hacía casi imposible la actividad", señaló.

El empresario detalló que todo ese tiempo estuvimos juntos con los empleados y su pareja arreglando los papeles para poder reabrir en cuanto las condiciones sanitarias lo permitieran.

"Hace poco tiempo que me lancé en este rubro. Jamás tuve problemas con nadie y de pronto empezaron a hostigarme por las redes sociales, primero porque decían que yo armé un emprendimiento distinto de la nada y tras esas palabras las sospechas veladas en contra de mi persona", afirmó Jesús López.

Y agregó: "La verdad es ésa, puse todo lo que tenía y sobre todo ganas de hacer algo para la juventud de mi pueblo y tuve el apoyo de otros empresarios".

Se definió como un hombre de trabajo, que tiene pareja y una bebé a su cargo.

El empresario dijo que le susurraron cuando hizo la denuncia que era peligroso vivir en Santa Rita. “La verdad hago público mi caso porque es grave lo que pasó. Me rompieron los neumáticos y le metieron una bala donde está el tanque de combustible que estaba vacío porque ando con gas, eso pasó en la madrugada del viernes”, dijo. 

Contó que ese negocio daba trabajo a 14 personas jóvenes, la mayoría estudiantes universitarios y terciarios que viven en General Güemes y en Salta capital. "Hoy tengo miedo por mi integridad física y la de mi familia, por eso estoy denunciando lo ocurrido, porque me parece muy grave", dijo.

Luego el joven empresario hizo un poco de historia y relató que para poder abrir en el verano su negocio tuvo que hacer todo el papeleo en la Municipalidad, luego la parte impositiva y finalmente la habilitación del local para los fines previstos.

"Ahí comenzaron los contratiempos. Para el primer fin de semana llegué a tener todo en regla. Trabajamos a full viernes, sábado y domingo. El lunes llegó la clausura, porque adujeron que la factibilidad de Bomberos estaba mal confeccionada. Luego, otros problemas por la capacidad del local, luego por el pago de más personal policial adicional y cuando tengo todo listo porque los trámites los hice en Salta capital, esta intimidación, no es justo y tengo miedo", dijo López.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...