La jueza Gabriela Romero Nayar condenó a A. M. S. en un juicio abreviado llevado a cabo en la Sala V. El acusado era profesor de folclore en una academia privada que funcionaba en la zona de Finca Las Costas.

Fue denunciado por los padres de dos adolescentes que concurrían a sus clases luego de que descubrieran en los celulares de sus hijas conversaciones de whatsapp subidas de tono con el acusado, donde A. M. S. intentaba captarlas con fines sexuales. El docente les pedía a las menores que borraran los mensajes luego de leerlos y les decía que guardaran el secreto.

Para mantener la prisión en suspenso, el imputado deberá cumplir durante dos años las reglas de conducta que le impuso la jueza. Entre ellas, no cometer nuevo delito; mantenerse alejado de las víctimas en un radio de 300 metros y evitar todo contacto con ellas, por cualquier medio; abstenerse de ejercer actos de violencia física o psíquica en su perjuicio; realizar tratamiento psicológico para el control de sus impulsos; someterse al cuidado del Programa de inserción social y supervisión de presos y liberados de Salta, entre otras obligaciones.

La jueza ordenó que se le practique extracción de muestra de ADN al condenado para su inscripción en los bancos de datos genéticos correspondientes.

Nota: Se omitió el nombre completo de las personas involucradas para preservar la identidad de las menores y su derecho a la intimidad y confidencialidad, en virtud de la Convención de los Derechos del Niño (artículo 75, inciso 22 de la Constitución Nacional, Ley 23849) y las Leyes 26061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, y 26522 de Servicio de Comunicación Audiovisual.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...