Otra vez los barras, la violencia y las noticias tristes alrededor del fútbol. Es que anoche murió un hincha de Independiente tras una batalla campal que se desencadenó cerca de las 20 en la autopista Buenos Aires-La Plata. La tragedia se desencadenó cuando la barra brava del club de Avellaneda se enfrentó con un grupo de piqueteros que realizaban una manifestación en el camino para protestar por la falta de energía eléctrica en su barrio.

Fue caótico lo que se vivió en el kilómetro 14, a la altura de Wilde. Los hinchas se dirigían al encuentro de su equipo jugaría contra San Lorenzo en el Estadio UNO de Estudiantes. Sin embargo, a pocos kilómetros de haber comenzado el viaje, se encontraron con una protesta que generaba importantes demoras en el camino.

Tras unos minutos de discusión, un grupo de la barra del Rojo que se trasladaba en micro hacia la cancha (en total eran 10), decidió bajarse y atacar a los manifestantes, vecinos del barrio Rancho Grande de Wilde, para que se corrieran del camino y liberaran el tránsito. Hubo empujones, golpes, pedradas y varios tiros. Todo ante la falta de intervención de la Policía Bonaerense, que ya se encontraba en el lugar para ordenar el embotellamiento que ocasionaba el corte de la autopista.

Ahí es cuando se desencadena la tragedia: Juan Calvente, hincha de Independiente de 35 años y oriundo de Tigre, fue herido por un disparo de bala en su pecho. Rápido fue trasladado al Sanatorio Bernal, donde finalmente perdió la vida. También resultaron heridos Carlos Ruiz Díaz y Ricardo Almada, quienes había recibido perdigones y permanecían internados.


“Independiente lamenta y repudia el asesinato de Juan Calvente, hincha de nuestro club que perdió su vida cuando se dirigía a La Plata para el encuentro de hoy (por anoche). Acompañamos a su familia en este momento y exigimos una pronta acción e investigación de las autoridades pertinentes”, posteó el club de Avellaneda en sus redes sociales una vez que se conoció la noticia.

Tras el ataque de los hinchas, que desplazó la protesta más allá de la banquina, los vehículos que estaban detenidos comenzaron a avanzar por los carriles liberados, pasando por los focos de fuego generados por los manifestantes que estaban enardecidos. 

Y la cuestión no terminó ahí. Molestos por los incidentes, los vecinos de Rancho Grande se trasladaron a la sede de Independiente en Wilde. Allí hubo represalia por el ataque de los barras en la autopista.

Tanto es así que provocaron incendios en las puertas de ingreso al predio polideportivo y destrozaron algunos autos de los socios del club de Avellaneda que disfrutaban todavía de la pileta.

La causa por homicidio recayó en la UFI Nº 4 de Avellaneda, a cargo del doctor Mario Prieto. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...