A 50 años del histórico debut de Reutemann en F-1

En el preludio de lo que sería su debut oficial en la Fórmula 1, el 23 de enero de 1972 en el Gran Premio de Argentina, Carlos Alberto Reutemann dio una muestra de su jerarquía como piloto y cometió la “insolencia” de marcar el mejor tiempo de clasificación con su Brabham BT34.
No era algo habitual para un novato, por esa razón la mayoría de sus adversarios sembraron dudas y sospecharon de un supuesto error en el cronometraje, sin querer creer que ese santafesino de 29 años pudiera conseguir el mejor registro.
No obstante, quien fuera hasta ese entonces bicampeón de F1, Jackie Stewart, se puso al frente de quienes no dudaron de Reutemann y desestimó cualquier tipo de queja sobre la clasificación de una carrera que al otro día ganó el escocés en el Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires ante 70 mil almas.
Ese histórico y tórrido día, el público argentino volvió a sentir sus palpitaciones al límite con el retorno del Gran Premio de Fórmula 1 tras una década, nuevamente con un piloto argentino encaramado entre las máximas figuras del automovilismo mundial.
Las tribunas se colmaron desde que las puertas del predio se abrieron porque todos querían ver al crédito local conducir el Brabham BT34, uno de los últimos modelos que el constructor Ron Tauranac había diseñado para la marca que fundó Jack Brabham.
La marca inglesa había sido adquirida por el británico Bernie Ecclestone, quien le dio la oportunidad al santafesino. Con Reutemann se cerraba satisfactoriamente el proyecto del Automóvil Club Argentino de impulsar y proyectar un argentino en F-1.
Si la atención estaba centrada en la actuación de Reutemann, todo se potenció con la pole position del santafesino el día anterior al IX Gran Premio de la República Argentina.
Reutemann, conocedor de la pista por haber corrido en diversas categorías nacionales, marcó su mejor vuelta con 1m12s46 sobre el circuito N°9 de 3.345,50 metros. 
Su gran performance alimentó la ilusión de volver a ver a un argentino ganador, como en las épocas de Juan Manuel Fangio y Froilán González.
Cuando logró ese registro, el propio Ken Tyrrell, director del equipo que llevaba su apellido, y que tenía a Jackie Stewart en su escudería, fue quien lo corroboró ante la protesta de Ferrari con los cronometristas.
Disipadas las dudas, el público celebró el resultado cuando se confirmó que el santafesino largaba primero y con el Tyrrell de Jackie Stewart en el segundo lugar de la grilla.
Momentos antes de la largada, Tyrrell se acercó al argentino y le dijo: “Carlos, recuerda que es tu primera carrera...”. 
Y el GP de Argentina se puso en marcha a las 4 de la tarde de aquel caluroso 23 de enero para cumplir con 95 vueltas (317,780 kilómetros) con 70.000 fanáticos en las tribunas.
Ante una decisión errónea del equipo Brabham, el auto del santafesino calzó un compuesto de neumáticos diferente al que tenían planificado y con el transcurso de las vueltas Reutemann fue perdiendo posiciones, hasta que tuvo que parar para cambiar las ruedas izquierdas, perdiendo más de 40 segundos en boxes.
Stewart fue contundente de principio a fin y con el Tyrrell 003, diseñado por Derek Gardner, controló las diferencias con sus adversarios, cruzando la meta con casi 26 segundos de ventaja sobre el neozelandés Hulme (McLaren).
A casi un minuto de Stewart arribó la Ferrari 312B del belga Jacky Ickx, quien ni bien se bajó del auto se trasladó en helicóptero hasta Ezeiza para tomar un vuelo a Paris, y no fue a la ceremonia del podio, al que fue invitado Reutemann para festejar su debut.
En la historia de la Fórmula 1, solo cuatro pilotos lograron hacer el mejor tiempo de clasificación en su estreno: el italiano Giuseppe Farina, con Alfa Romeo en 1950, el ítalo-americano Mario Andretti, con Lotus en 1968, el canadiense Jacques Villeneuve, con Williams en 1996, y Reutemann, con Brabham en 1972.
Ese GP argentino marcó para “Lole” el inicio de una exitosa campaña, que incluyó 146 competencias de Fórmula 1 en diferentes equipos: Brabham (1972-1976), Ferrari (1976-1978), Lotus (1979) y Williams (1980-1982). Ganó 12 carreras, obtuvo 6 poles, 6 récords de vuelta y subió 45 veces al podio. 

Primer “acelerada”

Reutemann murió el 7 de julio de 2021 a los 79 años. Tras haber corrido en la máxima categoría 10 temporadas, con 12 triunfos y un subcampeonato, es uno de los pilotos sudamericanos más respetados de la historia.
Lole nació el 12 de abril de 1942 y debutó en el automovilismo en 1968, en una carrera de Turismo Mejorado, con un Fiat 1500, que se disputó entre La Cumbre-Alturas de Punilla, Córdoba. Tras el abandono el día de su debut, el exgobernador de Santa Fe triunfó en su segunda carrera en la categoría, el 11 de julio del ’68, en Villa Carlos Paz.
Un año más tarde se incorporó a la Mecánica Argentina Fórmula Uno, con un De Tomaso-Fiat, y el 9 de marzo de 1969 ganó su primera carrera en monoplazas, en Fórmula 2, con un BWA-Fiat, en el autódromo Oscar Cabalén.
El día de su cumpleaños, el 12 de abril de 1970, debutó ofialmente en F-2 en Europa con un Brabham BT 30 y ese año obtiene su primer triunfo en el viejo continente, en una carrera sin puntos en Hockenheim.
Y en 1971 debutó en F-1.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...