Hay pobladores aislados y sin agua en la precordillera

Alrededor de 70 familias residentes en la parte alta del departamento Rosario de Lerma, en jurisdicción de Campo Quijano, están con serios problemas de aislamiento en la zona de la precordillera debido a las intensas lluvias que se registran desde el lunes pasado. La distancia entre un paraje y el otro, las inclemencias climáticas y los caminos desdibujados de la faz de la tierra son las complicaciones que afrontan las autoridades para llegar a todos los afectados.

A parajes como Tambo, Esquina Negra, Las Cuevas, la distancia es de 90 kilómetros desde Salta capital. Hacia El Toro y San Bernardo de las Zorras los extremos están separados por 40 kilómetros. Son zonas inaccesibles en estos momentos porque las lluvias crotaron todos los caminos y están muy alejadas. Solo se llega por la ruta nacional 51 y los caminos internos de montaña.

Solo Defensa Civil de Campo Quijano llegó a varios de estos parajes a asistir a algunas familias, pero el resto de los damnificados sigue aislado y sin recibir auxilio.

Los pobladores reclamaron la presencia de la Provincia, con maquinaria de vialidad y asistencia a los pobladores afectados por el agua. Algunos animales perecieron bajo el barro que arrastra el caudal de los ríos de montaña.

"Estamos sin agua, y los techos de barro no soportaron el agua caída. Las tormentas no cesan y tenemos temor por lo que pase con nuestras viviendas y nuestros sembradíos", relató vía Whatsapp Inés Viveros, de Las Cuevas.

El Tribuno logró hablar con varios lugareños en estos días, cuyas viviendas están muy estropeadas por los embates de la naturaleza. "En Tacuara las cosas se complicaron con la bajada de ríos caudalosos que cambiaron su curso. El agua y el barro arrasaron mis sembradíos y tengo ganado perdido que aún no encuentro", contó Horacio García, el único vecino con señal de celular.

Como si fuera la única bendición, este vecino debe subirse a un cerro para buscar señal y así vía Whatsapp poder pedir ayuda. "Las tormentas fuertes se están dando en las cumbres y a las horas bajan los ríos por donde sea", describió García la situación.

Los caminos y senderos quedaron tapados de fango. Las tomas de agua de las vertientes están atestadas de lodo, piedras y ramas de árboles. Desde el lunes las lluvias han sido demenciales en esta zona de precordillera comprendida entre Campo Quijano, el límite con Jujuy y la zona andina de San Antonio de los Cobres.

La ayuda del municipio de Campo Quijano no da abasto para todos los vecinos afectados en este momento. Vialidad Provincial no tiene maquinaria en la zona, por lo tanto la comuna debió enviar una máquina a un sector de San Bernardo. El resto de los parajes, alrededor de 15, continúa sin recibir asistencia. Los caminos anegados y las lluvias impiden llegar hasta los pobladores.

La comunidad originaria de El Toro, en comunicación con El Tribuno, dio a conocer la cantidad de familias afectadas en los parajes alejados de toda esta enorme geografía. En el Tambo, en Tacuara, en Esquina Negra, en Pancho Arias y La Quesera y en Las Cuevas hay familias sin agua. Sin contar otras 50 familias con distintos inconvenientes en zonas muy alejadas y sin comunicación inmediata.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...