Denuncian que el PAMI abandonó a un turista enfermo

Un turista que reside en Buenos Aires se encuentra internado en terapia intensiva en un hospital de Salta capital y su esposa denunció públicamente que el PAMI lo abandonó desde el principio de una enfermedad por la que permanece en terapia intensiva. Se trata de Eladio Lobo, de 76 años, oriundo de Tucumán y de su esposa, Susana Ferreyra, quien nació en Metán.

"Llegamos a Metán, donde tengo familiares, el 9 de septiembre y nos quedamos unos días. Luego viajamos a Salta porque queríamos participar de la fiesta del Milagro", dijo Ferreyra a El Tribuno.

La pareja, desde hace 52 años, reside en Boulogne Sur Mer, San Isidro, Buenos Aires. "En la madrugada del 15 de septiembre, entre las 2 y las 3 de la mañana mi marido comenzó a sentirse mal. Llamamos a una ambulancia, pero no podíamos conseguir a través del PAMI un lugar de internación, hasta que finalmente lo llevaron al hospital Papa Francisco", relató la mujer.

Lobo padece una neumonía bilateral y permanece internado en terapia intensiva desde hace más de un mes. "La verdad que la atención en el hospital Papa Francisco es excelente, no tenemos ninguna queja al respecto sino solamente agradecimientos. Pero el PAMI abandonó desde el primer momento a mi marido. Yo fui a la oficina en el centro y sentí una gran impotencia e indignación porque comencé a preguntar qué beneficios podíamos tener, aclaro que fue en la primera semana que se enfermó mi marido. Pero me mandaban de una oficina a la otra y nadie me dio una respuesta", aseguró Ferreyra.

"Nosotros éramos trabajadores independientes, comerciantes, trabajamos y aportamos a esta obra social toda nuestra vida para que nos hagan esto. El PAMI nos dejó desamparados, lejos del lugar donde vivimos", dijo. El estado de salud de Lobo fue empeorando con el paso de los días debido a que tiene antecedentes de afecciones respiratorias. "Está entubado, con diálisis, en terapia intensiva y no hay mejoría. Su estado de salud es delicado a pesar de la excelente atención del hospital, que no tiene nada que envidiarle a los de Buenos Aires", destacó. En ese sentido la mujer agradeció a los médicos Roberto Reyes, Gustavo Barroja, Alejandro Mansilla y María Borgata y a las enfemeras Verónica Magno y Alejandra Tapia.

"Como dije, el PAMI abandonó a mi esposo desde el primer momento. Yo fui personalmente a ver qué beneficios nos correspondían. En ese momento yo estaba nerviosa, muy mal por lo que nos estaba pasando y me respondieron que no teníamos ninguno", dijo Ferreyra.

"Me mandaban de una oficina a la otra, hasta que finalmente me tomaron un número de teléfono, pero jamás me llamaron. Nos están apoyando mis hijos y familiares porque estamos alquilando y compramos todo lo necesario. Desde el hospital nos ayudan muchísimo y como dije la atención es excelente", señaló.

Frente a la situación los hijos de la mujer le dijeron que no continuara con los trámites en el PAMI. "Pero yo fui nuevamente, luego de asesorarme, porque me pareció muy injusto. Recién ahí me hicieron las gestiones como paciente en tránsito para los medicamentos y lo que necesite y cubra la obra social, pero solo por el 50%. Después de más de un mes a la deriva ahora el PAMI nos dice que hoy (por ayer) nos va a dar un ungüento para las escaras y pañales. Parece que no tenemos derechos, después de aportar toda una vida nos abandonan cuando los necesitamos", concluyó Ferreyra.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...