¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
22 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

VIDEO Grabois se cruzó con pasajeros que lo abuchearon en el Aeropuerto de Ezeiza

“Laburé toda la vida”, gritaba el dirigente social que fue increpado en Migraciones tras arribar desde Roma y discutió de manera violanta con un grupo de pasajeros.
Martes, 08 de noviembre de 2022 08:43

Juan Grabois vivió un tenso momento en el Aeropuerto de Ezeiza luego de regresar de un viaje desde Italia. Mientras se encontraba haciendo la fila para ingresar al país, fue increpado por decenas de personas que lo reconocieron en Migraciones.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Juan Grabois vivió un tenso momento en el Aeropuerto de Ezeiza luego de regresar de un viaje desde Italia. Mientras se encontraba haciendo la fila para ingresar al país, fue increpado por decenas de personas que lo reconocieron en Migraciones.

El líder del Frente Patria Grande decidió responder al abucheo con gritos e insultos, situación que obligó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria a correrlo del lugar para evitar que la situación pasara a mayores.

En una serie de videos registrados por los pasajeros que se encontraban allí, se observa a un Grabois enérgico, que al grito de “cobardes” decidió enfrentar a quienes lo abuchearon. “¿Saben cuál es la diferencia con nosotros? Que nosotros tenemos coraje. Yo nunca le robé absolutamente nada a nadie, laburé toda mi vida”, dijo. 

 

“Bienvenido al paraíso”, se escuchar decir a la persona que filmó el primer video difundido en las redes sociales. En otra publicación, el dirigente social tuvo un careo con un pasajero a quien le recriminó no saber su nombre: “No te animás a decirlo, sos un cagón”.

Ante el insulto, una mujer le gritó a Grabois que no sea agresivo y le pidió al pasajero que no le dijese su nombre y apellido. “Tenés miedo de decir tu nombre”, reiteró Grabois. Y agregó: “Vos sabés mi nombre y yo no sé el tuyo. Bajá la manito. Yo nunca le hice daño a nadie”.

Posteriormente, Grabois sostuvo que todo se inició porque comenzaron a llamarlo “vago” y “chorro”. “El fascismo avanza cuando nos dejamos amedrentar por patotas sean organizadas o espontáneas que se sienten con derecho a agredir al que piensa distinto”, dijo.

“No voy a aceptar que por odio ideológico se pretenda suprimir y amedrentar a ningún dirigente de ningún partido u organización, y reivindico el derecho a defensa frente a cualquier forma de agresión grupal, física o verbal”, explicó en diálogo con Perfil.
 

Temas de la nota

PUBLICIDAD