Sin consuelo, inmerso en la tristeza absoluta el padre de una niña de 4 años no pudo evitar que su hija saliera despedida cuando maniobraba en una curva a bordo de su vehículo. Como si esa trágica acción no hubiera bastado, segundos después la menor fue arrollada por una camioneta. El fatal y trágico siniestro ocurrió ayer cerca de las 15 cuando el hombre de 45 años circulaba por la avenida Tavella y giró con dirección a la calle San Felipe y Santiago. Conmoción total durante la jornada de ayer luego de que lo ocurrido llegara a la opinión pública.

Fuentes primarias vinculadas al lamentable siniestro, consultadas por El Tribuno, señalaron que en el rodado viajaban el padre y su hija, lo hacían en sentido sur - norte sobre la avenida Tavella. Cuando el Fox giró en el semáforo para seguir por la calle San Felipe y Santiago por algún motivo se abrió la puerta y la niña salió despedida.

Al cabo de algunos minutos de consumado el terrible siniestro vial llegó la madre de la pequeña. El llanto fue desgarrador, al igual que el padre de la víctima, la señora no tenía consuelo, abatidos se fundieron en un abrazo. La mujer tuvo que ser asistida por personal del Samec por crisis nerviosa.

Al recibir el alerta personal policial se trasladó al lugar donde también se hicieron presentes personal de la división Científica y Técnica de la Policía, y trabajadores de la Salud. En medio del pesar y la agónica situación, a través de una faja cercaron el lugar para resguardarlo y desplegar diversas acciones como levantamiento de pruebas, señalización y tratar de establecer la mecánica del siniestro que arrojó la muerte de una menor. Las fuentes indicaron que tras el siniestro la niña falleció en el lugar.

Un horror

Testigos del espeluznante hecho contaron que cuando el VW Fox giró hacia la dirección de la calle San Felipe y Santiago la niña de 4 años salió despedida, en ese momento fue arrollada por una camioneta que pasaba por el lugar. Un horror que causó conmoción en las personas que circunstancialmente pasaban por el lugar.

Lo que hasta el cierre de esta edición no supieron confirmar fue si el deceso de la niña fue producto del golpe al caer pesadamente al pavimento o tras ser arrollada por otro vehículo.

Intervino el fiscal penal Leandro Flores, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, quien dispuso el cumplimiento de diversas medidas tendientes a determinar lo ocurrido. “Inicialmente, se procedió a la demora del conductor del vehículo donde viajaba la niña y el de otro vehículo, que presumiblemente habría tenido participación en el hecho, para realizar las pericias de rigor”, informaron desde el Ministerio Público Fiscal (MPF). 
 

FOTO: ARNALDO LOPEZ 

Las cifras

Según números que maneja y contabiliza la Policía de la Provincia hasta el momento, en lo que va del 2022, en Salta perdieron la vida 24 personas en algún siniestro vial. La fuente indicó que en enero fueron 14 las víctimas fatales, en febrero se redujo a la mitad (7), y hasta el momento en marzo se registran 3.

Desde hace cuatro años a la actualidad el número de personas que murieron en algún siniestro vial fue variable, en el 2018 el total de víctimas fatales fue de 219, en 2019 bajó a 165, en 2020 siguió el descenso con 137 y el año pasado la cifra se volvió a disparar con un total de 187.
A pesar de los esfuerzos por parte de los organismos gubernamentales, civiles y sin fines de lucro por mejorar la situación vial en la provincia, las muertes se suceden y a diario en las calles se observan siniestros que podrían evitarse. La falta de consciente a la hora de subir a un vehículo es uno de los factores que inciden directamente en las acciones posteriores que arrojan como consecuencia hechos fatales. Falta de consciencia que comienza por no respetar las leyes viales, por subir a un rodado con alcohol en sangre o mientras manejan miran el teléfono celular, entre otros tantas acciones irresponsables.

Del total de muertes que se registran hasta el momento en Salta (24), 13 están vinculadas con autos, 6 con motocicletas, 2 con el peatón, 1 colectivo, 1 bicicleta y 1 utilitario. Sin dudas una de las más trágicas y espeluznante fue la ocurrida ayer por la tarde en la avenida Tavella, donde la niña de 4 años además de salir despedida del vehículo de su padre fue arrollada por una camioneta que transitaba por el lugar.

El único caso fatal en la categoría “colectivo” tiene que ver con lo ocurrido con una chofer de la empresa Alto Molino, perteneciente a Saeta, quien el lunes 7 del corriente mes realizó una mala maniobra al girar por la calle Mariano Boedo, en inmediaciones del San Bernardo, mientras Claudia Aguirre, terminaba de pagar su boleto. La pasajera salió despedida de la formación y perdió la vida.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...