El anillo y el cuello clerical, los símbolos que el exobispo Zanchetta usó durante el juicio

Durante el juicio y ayer en la audiencia de sentencia, el exobispo de Orán, Gustavo Zanchetta, usó siempre los símbolos de la fe y de su cargo en la Iglesia Católica.
El cuello clerical y el anillo de obispo acompañaron la camisa gris y el saco negro que Zanchetta vistió delante del tribunal que lo condenó por abuso sexual a cuatro años y seis meses de prisión.

Se llama “anillo episcopal” al aro de oro o materiales preciosos, que portan los obispos como símbolo de su dignidad, de su autoridad y de su matrimonio con la Iglesia.

Este simbolismo ya aparece en la parábola del Hijo Pródigo, en donde el padre manda traer un anillo para su hijo que ha vuelto. 

También simboliza la fidelidad a su matrimonio espiritual, lo que queda patente en las palabras que les dicen en el momento en el que se les impone durante su consagración episcopal: “Recibe este anillo, signo de fidelidad, y permanece fiel a la Iglesia, esposa santa de Dios”.

Tal como lo establece la norma religiosa, Zanchetta llevaba el anillo episcopal en el cuarto dedo (anular) de la mano derecha, porque con esta mano bendice al clero y a los fieles. Su uso en la mano derecha permite, además, diferenciar al anillo episcopal del matrimonial, que la esposa debe llevar en el cuarto dedo de la mano izquierda.

El cuello clerical, que también llevaba el condenado exobispo de Orán, es el distintivo de su condición religiosa. Se trata de un cuello desplegable de plástico blanco. Fue adoptado como un distintivo de la ropa clerical a mediados del siglo XIX.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...