Paro de colectivos: Día de pérdidas en el comercio y principio de acuerdo de la UTA

El día fue cargado. Miles de salteños fueron afectados ayer por el paro de colectivos que llevó adelante el gremio de la UTA en el interior del país, incluido Salta, en reclamo de mejoras salariales. El tema es que esta medida de fuerza le dio un duro golpe a los comerciantes y restaurantes, que vieron cómo sus ventas se desplomaron por la poca cantidad de gente que llegó al centro de la ciudad.

Anoche, desde el gremio de los colectiveros informaron que se llegó a un principio de acuerdo que sería materializado hoy con la firma de un acta entre los gremialistas y los empresarios. Con esto se pondría fin al paro de los choferes que estaba anunciado para este jueves y viernes.

Miles de salteños fueron ayer rehenes de una disputa que incluye al gremio que nuclea a los choferes de colectivo con los empresarios de transporte que no llegaban a un acuerdo salarial. El pedido de UTA es llevar el sueldo básico de un ingresante a $138 mil en junio, para trepar a 150 mil en agosto.

Paula Dantur, secretaria de Comercio y Servicios de la Cámara de Comercio, contó a El Tribuno que los comerciantes locales estiman que las ventas disminuirán en un alto porcentaje. Aunque no hay un relevamiento oficial de la institución los empresarios calculan que las pérdidas van a caer en un 40% o incluso mucho más. El tesorero de la Cámara Hoteleros y Gastronómica, Juan Chibán, señaló que el sector gastronómico se vio fuertemente afectado.

Comercio

Ante la pregunta ¿cómo les afecta el paro? la respuesta de los comerciantes fue similar. Todos coinciden en que el paro va a tener un alto impacto en las ventas, superior al 40%.

"Parece un día no laborable, muy poca gente", "aquí es muy alto el impacto", "más de un 50% por ahora", "por la tarde sí va a notar menos gente"; esos son algunos de los mensajes que recibieron en la Cámara de Comercio por parte de los empresarios locales.

Por el centro salteño hubo un intenso tránsito, pero sin colectivos de línea. En un relevamiento realizado por este matutino, se pudo observar que hubo más concurrencia de gente al centro de la ciudad que durante el paro del 26 de abril pasado; sin embargo la cantidad de salteños en las peatonales fue notablemente inferior que a un día normal.

Los que tenían movilidad buscaron a compañeros que vivían cerca. Sino los dueños organizaron a los empleados para que vayan en remis.

 

Dantur contó que los empresarios locales están molestos porque esperan que haya "muchas menos ventas" que en un día normal y afirmó que el paro los "sorprendió a todos".

"Hoy, en general, los locales abren normalmente, pero el volumen de clientes es lo que disminuyó significativamente", aclaró. Detalló que los empleados concurrieron a trabajar y para llegar lo hicieron de distintas maneras. Fueron en moto, en remise, muchos de ellos los compartieron, y si el costo de movilizarse era excesivo el dueño se hacía cargo o los ayudaba a afrontar el gasto. Los trabajadores contaron que tuvieron que pagar entre 600 y 800 pesos para llegar desde los barrios al centro en un remise.

La secretaria de Comercio y Servicios de la entidad salteña afirmó que los comerciantes esperaban que se solucione el tema porque consideran que una semana sin transporte público es "mucho". "De por sí ya hubo reclamos de los comercios por el feriado por el censo, ahora se agudizaron con este paro", añadió.

Paula Dantur destacó que es una semana complicada para los comerciantes porque el paro los afecta en dos aspectos. "Por un lado al personal se le complica llegar al trabajo, y por el otro lado se ve reducido el movimiento económico. Hay mucha menos gente en el centro de la ciudad y eso se nota", aseguró.

Gastronómicos

"La actividad fue muy baja en todos lados. Cualquier medida de fuerza que afecte al servicio de transporte nos afecta directamente a nosotros porque nuestra actividad se nutre de ellos. Primero porque los empleados que tienen que llegar a sus puestos de trabajo y segundo porque nuestros clientes no pueden movilizarse. Obviamente los que más sintieron los paro son los restaurantes que los hoteles", expresó el empresario Juan Chibán.

En el caso del traslado del personal tuvieron serios problemas para que puedan llegar a los negocios. Muchos empresarios decidieron priorizar a los empleados que tienen movilidad y después organizar a los trabajadores por zona para que puedan compartir el remise.

"La actividad viene baja este mes, en particular, y cualquier tipo de medidas resiente la venta. Hay locales que dependen mucho del movimiento de gente y otros que no tanto, es muy variado. Hay lugares que son muy turísticos y que pueden haber sentido menos el paro", dijo.

Y concluyó: "Cualquier tipo de decisión gremial nos afecta notablemente por eso espero que puedan llegar a un acuerdo y se levante el paro de transporte que afecta todo el movimiento económico".

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...