Cáncer: ¿De qué hablamos cuando hablamos de medicina de precisión?

El cáncer es una enfermedad que puede originarse en cualquier parte del cuerpo, por medio de la cual algunas células malignas se multiplican y se expanden a otras partes de nuestro organismo.  

Hoy, la ciencia ha dado un nuevo enfoque a los tratamientos oncológicos y avanza hacia el desarrollo de terapias personalizadas o de precisión, a través de alternativas innovadoras que actúan sobre blancos específicos de las células tumorales, disminuyendo así el impacto negativo en las células sanas. Se utilizan terapias focalizadas en función de las características individuales, moleculares y genéticas del tumor. 

Antes esto no sucedía, los tratamientos contra el cáncer estaban pensados para actuar en un tumor desarrollado en un órgano o tejido específico (por ejemplo, cáncer de pulmón o de mama) y no sobre sus características genéticas, clínicas o moleculares.  La quimioterapia, por ejemplo, trata el cáncer de pulmón con un esquema de drogas a las que el paciente puede responder o no, el médico no sabe con antelación quiénes van a responder favorablemente y quiénes no. Los tratamientos innovadores como la medicina de precisión permiten que se detecte si hay alguna alteración genética y de esa manera, tener mayor certeza sobre qué drogas tienen más chance de mejorar la calidad de vida de los pacientes y prolongar su sobrevida.

La medicina de precisión puede utilizarse para tratar distintos tipos de cáncer, independientemente del lugar del cuerpo en el que se desarrollen. Hasta el momento, los de mayor impacto, por su elevada frecuencia, son el cáncer de pulmón, el colorrectal, próstata, gastrointestinal y el de mama, pero también se ha utilizado en tumores de tiroides o del sistema nervioso central.

Otro dato relevante de estas nuevas herramientas es que reducen los efectos secundarios que tiene el paciente en comparación a los tratamientos convencionales como la quimioterapia, en la que se atacan las células cancerígenas, pero también las células sanas. Los avances de la ciencia hacen que se traten directamente los tejidos afectados y los factores que favorecen el crecimiento del tumor, limitando así el daño al tejido sano del organismo. 

En este sentido, el Dr. Héctor Miranda, director Médico de la división Pharmaceuticals en Bayer Cono Sur afirma, “En Bayer estamos viendo un cambio de paradigma en el tratamiento del cáncer. Desarrollamos tratamientos basados en medicina de precisión y terapia agnóstica, con un abordaje centrado en el paciente, donde se investiga en profundidad el tumor y se determina el tratamiento más indicado, basado exclusivamente en una alteración molecular independientemente de su tipo y localización”. 

En conclusión, podemos decir que, gracias a la medicina de precisión, la terapia agnóstica y la detección precoz, los pacientes con cáncer mejoran su calidad de vida y tienen mayores chances de sobrevida, si se conocen las características individuales, moleculares y genéticas del tumor. 
 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de vida-y-tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...