Sansone: “Tal vez me arrepiento de no haber dicho más cosas y verdades sobre Mazzone”

El diputado provincial Daniel Sansone quedó en el ojo de la tormenta luego de que el sábado atacara de forma virulenta a la dirigente política Liliana Mazzone, quien antes había agredido a Sabrina Sansone, exsecretaria de Cultura e hija del legislador. “Rata”, “Cagona” y “busca” fueron los términos usados. Este caso llegó a la Justicia. En diálogo con El Tribuno, el diputado dio detalles de lo ocurrido.

Tras el escándalo, una jueza le prohibió acercarse a Liliana Mazzone y pidió pericias psicológicas a los dos...
Viene perfecto que le hagan la pericia (a Mazzone). El tema es que a mí no me llegó absolutamente nada. No tengo ninguna notificación ni pedido de nada de la Justicia. A la Cámara (de Diputados) tampoco llegó nada. No hay ningún problema, si existe eso (por el pedido de pericias), yo ya mismo me voy a presentar.

Con el paso de las horas, ¡qué análisis hace del conflicto del sábado?
Lo veo mal. Yo no estoy acostumbrado a este tipo de pelea. A mí me gustan los enfrentamientos de frente, no bajos y ruines como está pasando. El sábado volvía de un almuerzo con unos amigos y abrí el celular y me di con que mi hija había renunciado. Yo no sabía. Automáticamente, en uno de los grupos me doy con que se hablaba de la renuncia y esta mujer (por Liliana Mazzone) diciendo un montón de improperios en contra de ella. Justo en ese momento en que leía me sale una notificación que decía: “Mirá lo que dice Mazzone de tu hija”. En ese audio dice mentiras, pero como decía Cristina Kirchner: Miente, miente que algo queda. 

En ese audio Mazzone la agrede a su hija... 
Sí. De una forma espantosa. Le dice de todo: drogadicta, inútil, incapaz, de todo le dice. El audio me descolocó y le contesté lo que le contesté a Mazzone, de lo cual no me arrepiento. 

¿No se arrepiente de nada?
 No me arrepiento para nada. Tal vez me arrepiento de no haber dicho más cosas, más verdades. Después me vengo a enterar de más cosas de esta exdiputada. Tiene problemas, peleas y denuncias en contra de (Alfredo) Olmedo, (Durand) Cornejo y Martín del Frari. Y con todos hizo lo mismo que conmigo. Es reiterativa. Eso es deseo de estar en los medios. De esa forma se pelea y desgraciadamente yo entré en esa pelea. No sé qué pasó con las otras denuncias, pero ella atacó a mi hija y cualquier gallo salta cuando le atacan los pollitos. No me arrepiento de lo que dije, para nada me arrepiento.

¿Espera alguna reprimenda o llamado de atención desde las autoridades de la Cámara de Diputados? ¿Habló con el presidente del cuerpo Esteban Amat?
No hablé con ninguno. No creo que corresponda ningún tipo de reprimenda hacia mi persona. Hubo casos de cohecho, de coimas por parte de diputados, de intendentes que robaron caños y no se les hizo nada. Ahora por lo que yo dije, que es verdad, ¿me van a hacer algo?, es absurdo. Ahí demostrarían que la Cámara no sirve. Ya casi no sirve para legislar, porque somos una escribanía del Poder Ejecutivo. Si llegamos a este extremo que un legislador sea sancionado por decir la verdad, ya sería doloroso para la democracia, no para mí.

En el cruce que tuvo con Mazzone salieron a la luz denuncias de los contratos de Agrupamiento Político (AP), ¿cree que ante la falta de transparencia, Diputados tendría que publicar quiénes tienen esos contratos? 
Exactamente. Hay pedidos del listado de AP y no lo dieron. Yo también hice pedido de los AP de la Cámara. Diputados tiene que aclarar a quién le da los AP. Cómo son y qué fin tienen estos contratos. En el caso de la mujer esta (por Mazzone), ella no viene a la Cámara, no trabaja en la Cámara, no asesora a nadie. Entonces, por qué tiene que estar cobrando de la Cámara. Ella dice que es asesora del (presidente de cuerpo) Tuty Amat. Yo no sabía, nunca la vi en Diputados. Entonces, por qué tenemos que estar pagándole 150, 200, 300 mil pesos a alguien que no viene nunca. Y también me dijeron que en el Fondo Especial del Tabaco (FET) cobra en concepto no sé de qué. Para que nosotros, los salteños y argentinos, podamos seguir adelante, antes que nada tenemos que aclarar los números. Cómo se mueven los números, a quién se le paga, quiénes son los que cobran, por qué cobran. 
Muchos argentinos se quejan de los “planeros” y los planeros estos de los AP. Cuántos de estos hay en el país. El otro día leía la burrada de plata que se maneja en la Cámara de Senadores de la Nación, de gente que no va nunca. Conozco hace más de 30 años un salteño que no va a Buenos Aires nunca y es AP del Senado de la Nación. El vive muy bien. No puede ser que esto siga. Tenemos que sincerar la política en Argentina, porque si no sinceramos la política en Argentina vamos por mal camino. Nos quejamos de un sector, pero no del otro. El Legislativo en todo el país también está corrupto. Sinceremos las cosas, pongamos los papeles en la mesa. Si están bien, perfecto; pero si están mal lo corrijamos, pero no sigamos en este camino, no hay bolsillo que alcance y no hay producción que alcance. El sector que produce divisas en Argentina no puede estar soportando tanta presión impositiva, para poder pagar justamente todos estos ñoquis que andan dando vuelta. 

Mazzone atacó directamente a una persona, que usted la señaló como su pareja. Ella dijo que es ñoqui de la Cámara, ¿qué dice al respecto?
Vengan a la Cámara y fíjense si es ñoqui o no. No quiero decirlo, vengan y fíjense. Vengan y averigüen con el personal de la entrada, tanto en Mitre como de atrás, pregúntenle si viene o no a la Cámara. Y pregúntenle al personal si viene o no la Mazzone por acá. Yo no tengo ñoquis y no voy con la tarjeta de ninguno de mis tres empleados a cobrar. Los tres asesores que tengo, los tres trabajan conmigo. No hago cosas que no sean correctas. 

Usted, que viene del sector privado y productivo, ahora que está en el barro de la política, ¿se arrepiente de haber ingresado?
Sí. Yo tenía una esperanza, la misma que tenía mi hija (Sabrina Sansone). Tenía una esperanza de que algo se pueda cambiar. Y no se puede cambiar nada porque no hay vocación para cambiar, no les interesa cambiar. Hay muchos ministros que quieren cambiar las cosas. Nos podemos equivocar, porque somos humanos, pero venimos a hacer algo nuevo. Los políticos no quieren cambiar porque están en ese tanque en el que avanzan para cobrar sueldo. Tenemos que cambiar, tenemos un país maravilloso, tiene producción, tiene de todo, tenemos una provincia maravillosa. Y por qué tenemos que estar soportando zánganos que no producen nada. Y hay un montón de casos. Porque los funcionarios llegan y hacen de cada sector un quiosquito, que se acabe eso, que la Justicia comience a actuar, que deje de dormir. Hace dos años presenté una denuncia contra Carlos Abeleira y todavía no se tocó nada.

Esa denuncia era por los manejos en el entonces Ministerio de Primera Infancia... 
Claro, 40 millones de dólares manejó Primera Infancia y se cerró. Y Urtubey (Juan Manuel) decía que con el Ministerio de la Primera Infancia, con seis años de anticipación vamos a saber cuándo una chica wichi quedará embarazada. La locura de Urtubey. Esa plata     desapareció, no puede ser eso.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...