Fundapaz trabaja por el  acceso al agua segura en comunidades en el norte

Fundapaz es una organización civil que desde 1973 trabaja por el desarrollo rural sustentable, con organizaciones indígenas y campesinas, en el norte argentino. ¿Cómo lo hacen? Construyendo capacidades y fortaleciendo la articulación entre actores públicos, privados, nacionales e internacionales.

La tarea es realizada por un equipo de profesionales altamente capacitados en las localidades de Santa Victoria, Los Blancos, La Unión y ciudad de Salta, pero también en Santiago del Estero, Santa Fe y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En estos casi 50 años de existencia, desde Fundapaz han logrado cumplir varios objetivos, entre los que se pueden destacar el asesoramiento a 70 organizaciones indígenas y campesinas que ya están en funcionamiento y que representan a unas 8.000 familias. También, las más de 208 obras de acceso al agua para consumo humano y 578 obras de acceso al agua para producción en todas las provincias donde trabajan, que benefician a más de 2.822 familias.

Este año asumió como presidenta de la fundación una mujer muy reconocida para la sociedad salteña. Desde marzo, Cristina Garros Martínez, quien supo ser jueza de la Corte de Justicia, está al frente de Fundapaz, y es la primera vez que la presidencia recae en alguien del interior. En diálogo con El Tribuno, la abogada especializada en Derecho Ambiental afirmó que el éxito de la Fundación reside en trabajar en conjunto con los distintos actores y "no generar graves conflictividades".

Gabriel Seghezzo, que está a cargo de la Coordinación Estratégica de Gestión y trabaja desde 1996 en la organización, expresó que en Fundapaz aprendieron a trabajar en conjunto durante muchos años para poder llegar a acuerdos entre los criollos y los pueblos originarios. "Muchas de las soluciones de acceso a tierra que tiene Salta son producto de ese proceso", aseguró.

Seghezzo destacó que entre las tareas que realiza la organización en el norte hay una que se destaca y es el acceso al agua de las comunidades originarias y criollos. "Pero además trabajamos con una visión de producción", expresó.

Cristina Garros Martínez reafirmó la idea y expresó que trabajan para solucionar estos problemas porque con la tierra se genera la necesidad de agua. "Los criollos piden para sus animales y para las comunidades originarias. Nuestra tarea es orientarlos un poco para que vean cómo pueden utilizar el agua", agregó.

Cisternas

Fundapaz trabaja con el sistema de cisternas. Cristina Garros Martínez destacó que en este proceso, desde la organización no dan las cisternas construidas, sino que las construyen junto a los pobladores para que ellos "se apropien" y sepan cómo se hacen.

"Ahora les acercamos el agua para consumo humano, en cisternas más chicas, pero también se están empezando a hacer las que son para producción. Hemos firmado un convenio para hacer represas y pozos con el Ministerio de Infraestructura", remarcó.

En marzo de este año la organización firmó con el ministro Sergio Camacho un convenio para la realización de obras de acceso al agua en cinco parajes de Santa Victoria Este donde viven familias criollas. El Gobierno provincial invertirá más de $30 millones en El Quebracho, Campo Largo, El Tigre, La Yegua y El Chivil para la realización de 41 obras de agua: 25 cisternas de 16.000 litros para agua de consumo, un pozo profundo de 250 metros para 11 familias ganaderas y 15 represas para otras tantas familias de la zona del Pilcomayo.

Estas familias fueron reubicadas de acuerdo al proceso de regularización territorial iniciado en los exlotes fiscales 55 y 14 por el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra la República Argentina. Todas están asentadas de manera definitiva en el lugar al que fueron trasladadas y se encuentran organizadas.

"El tema del agua es importante porque tenemos casos de mortalidad infantil y enfermedades como consecuencia de la falta de agua que sea segura. Pero también es una medida preventiva por el cambio climático que se está viviendo. Al darles agua, no es solo la solución por lo que pasó, sino por lo que viene en adelante. Es para que puedan adaptarse con algunas herramientas y capacitándolos", expresó la presidenta de Fundapaz.

Garros destacó que estas medidas que se toman para el acceso al agua no solo son paliativas, sino que son preventivas. "Esto es lo importante que hay que ver, porque hay que darles agua ahora y no cuando llegue el momento de un cambio total", finalizó.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...