Incendio en la galería: Cruce por los hidrantes de la cuadra donde fue el siniestro

El terrible incendio que el jueves conmovió a la ciudad y dejó hecha cenizas una galería de calle Ituzaingó, entre San Martín y Urquiza, sigue generando polémica. Ayer hubo un cruce entre la empresa Aguas del Norte y el municipio capitalino por la existencia de dos hidrantes (bocas de agua para que las autobombas puedan abastecerse) en la cuadra del centro comercial siniestrado, que no estuvieron disponibles.

El jueves hubo un trabajo coordinado entre todas las fuerzas y organismos provinciales y municipales, por lo que el fuego se logró apagar en 32 minutos y se evitó una tragedia mayor. En este contexto, ayer hubo cruces y hasta anoche trabajadores de la empresa de agua y saneamiento estuvieron en la zona rompiendo la vereda para dar con los hidrantes, que decían estaban allí.

Sucede que desde el municipio habían señalado que dos hidrantes, dependientes de Aguas del Norte, no estuvieron disponibles. Ante esto, desde la empresa salieron al cruce y afirmaron que "desde Aguas del Norte se aclara que cuando se hizo la obra de repavimentación de esa cuadra (paseo donde están los durmientes), la empresa realizó recambio de cañerías y conexiones domiciliarias nuevas, colocando además dos hidrantes nuevos en las esquinas de Ituzaingó y San Martín e Ituzaingó y Urquiza, los cuales fueron, lamentablemente, tapados con posterioridad por la Municipalidad al momento de realizar la nueva vereda".

Ante este escenario, desde la comuna señalaron que en San Martín e Ituzaingó Aguas del Norte anuló el hidrante que había y que ellos "no tocaron nada de lo que tiene que ver con redes de agua". Al tiempo que aclararon que (Aguas del Norte) hizo lo mismo en la otra esquina polémica, de Urquiza e Ituzaingó. Señalaron que ellos dejaron un solo caño que es utilizado por vecinos de la zona para hacer limpieza. Y retrucaron que no se hizo ninguna obra de conexión domiciliaria.

También dijeron que una inspectora del municipio cercioró que no habían hidrantes y por eso se tapó.

Anoche personal de Aguas del Norte llegó hasta Urquiza e Ituzaingó y rompió la vereda y se dieron con una especie de llave. Ellos señalaron que ese era el hidrante. Quedó la duda si funcionaba o no.

Recomendación

Tras el voraz incendio que se habría originado por una estufa o caloventor que quedó enchufado, desde Bomberos Voluntarios y el Colegio Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesiones Afines (Copaipa) brindaron recomendaciones para evitar este tipo de siniestros.

El jefe de Bomberos Voluntarios de Salta, Walter Chávez, explicó que se han registrado varios siniestros como consecuencia del mal uso de calefacción este año. Recordó que a mediados del mes pasado, en el barrio Autódromo se produjo un incendio en una vivienda a causa de una estufa de cuarzo que fue dejada muy cerca de una cama.

"La estufa estaba muy cerca de un acolchado, del colchón, ambos elementos sintéticos que arden rápidamente. Cuando estos artefactos quedan mal situados, próximos a elementos que no tienen resistencia a la temperatura, como telas, pueden desatarse estas tragedias", detalló.

También recordó que uno de los últimos hechos trágicos fue el incendio de un domicilio en la calle Pueyrredón al 500, en el que una mujer adulta mayor perdió la vida. En este caso también fue consecuencia de un artefacto de calefacción que alcanzó material inflamable en un dormitorio. La mujer no logró escapar.

Al ser consultado sobre lo que puede ocurrir si se deja encendido un caloventor durante toda una noche: una de las hipótesis sobre el inicio del incendio en el Centro Comercial del Norte, Chávez respondió: "Se empieza a sobrecalentar, dependiendo de dónde esté ubicado, y si hay elementos de poca resistencia a la temperatura en cercanías empieza un proceso de combustión endotérmica, se prende fuego, irradia calor y se expande alrededor". Destacó la importancia de mantener caloventores y estufas en lugares alejados a elementos inflamables.

No sobrecargar

Las fallas en instalaciones eléctricas también suelen ser causales de incendios. Sobrecargar zapatillas eléctricas que no se adaptan al consumo producen un sobrecalentamiento y si no hay una protección adecuada se origina un cortocircuito.

"Se puede prevenir ajustando las instalaciones eléctricas a las normas. Esto debe hacerlo un electricista matriculado que pueda hacer una evaluación de las necesidades de acuerdo al consumo, a la energía. La tarea preventiva es fundamental", puntualizó Chávez.

Otra de las causas comunes de incendios es la utilización de velas para alumbrar santos.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...