El Gobierno lanzó un  paquete de medidas para tranquilizar la economía y anunció la suba de luz y gas

Acuciado por la inflación, el déficit fiscal, las exiguas reservas internacionales del Banco Central y la falta de gasoil, el Gobierno nacional lanzó ayer un paquete de medidas con la idea de tranquilizar la economía, apaciguar el reclamo social por la constante suba de precios, aprovisionar al sector industrial para mantener activa la rueda productiva, y sincerar las tarifas para reducir los subsidios al menos en el sector energético.

Como contrapartida, actualizó las previsiones del presupuesto 2022 y elevó la previsión de inflación al 62%, en un mensaje directo al Fondo Monetario Internacional que exigía ese paso como condición de la renegociación de la deuda de 45.000 millones de dólares. Adelantó que no habrá un "híper cepo", aunque los dólares están cada vez más lejos de la gente mientras se rumorea que las compras al exterior con tarjetas y las compras de los importadores serán revisadas y contabilizadas con lupa para evitar "fugas" de divisas por esas vías.

En paralelo, el Banco Central aumentó la tasa de interés del 49 al 53% para los plazos fijos de hasta 10 millones de pesos, una medida en dos direcciones: por un lado, destinada a tentar a los ahorristas para que inmovilicen pesos, y por el otro, a cumplir la exigencia del FMI de que las tasas de interés que ofrezcan a los bancos sean "positivas", en otras palabras, que le ganen a la inflación, algo que aún con esta suba sigue sin suceder.

Las nuevas tarifas

El Gobierno anunció el régimen de segmentación de subsidios residenciales de los servicios públicos de electricidad y gas, por el cual el 10% de los usuarios con mayor capacidad de pago dejarán de recibir subsidios a las tarifas.

La medida regirá a partir de la energía consumida en junio con el objetivo, indicó el Ministerio de Economía, de "lograr valores de la energía razonables y susceptibles de ser aplicados con criterios de justicia y equidad distributiva".

Esta metodología permitirá que el 90% de los usuarios residenciales perciban una reducción de la tarifa en términos reales con una protección mayor a los segmentos de menores ingresos, mejorando la incidencia distributiva de los subsidios y reduciendo el esfuerzo fiscal destinado a los sectores de altos ingresos, indicó el Palacio de Hacienda.

La implementación se llevará adelante con un formato a demanda por medio de una declaración jurada de conformación de hogar. Todos aquellos hogares que lo soliciten continuarán recibiendo subsidios a la energía. Además, se crea la figura del usuario a los fines de facilitar la solicitud de aquellos hogares inquilinos o residentes que no tengan la titularidad del servicio.

El formulario digital de simple acceso será complementado con la atención de las distribuidoras y la Anses, universalizando el acceso presencial de inscripción y reconsideraciones en todo el país.

Mediante la metodología establecida se evaluará la capacidad de pago del hogar a partir de sus condiciones socioeconómicas verificables.

Se conformarán tres niveles según la capacidad de pago del hogar, con el fin de "mejorar la asignación de los subsidios en términos distributivos".

Una vez analizadas las solicitudes por parte del Estado, en el caso de considerar errónea su categorización, los usuarios podrán solicitar una reconsideración en el nivel de subsidio de una manera ágil.

Los segmentos medios y vulnerables tendrán incrementos en sus facturas por debajo de la variación del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del 2021.

De esta manera, para el segmento de menores ingresos la factura de referencia bajo jurisdicción nacional, no superará el 40% del CVS, mientras que para el segmento medio no superará el 80% del mencionado coeficiente.

En esta línea, se registraron incrementos en las facturas ya aplicados y totales del 21,4% y 42,7% respectivamente en el área de jurisdicción nacional.

En el caso de las distribuidoras de jurisdicción provincial, resultará en un menor impacto en factura, en la medida que el componente del precio de la energía constituye un menor porcentaje de la factura.

En tanto, para el segmento de mayores ingresos, la reducción de los subsidios será gradual hasta alcanzar la cobertura plena del costo de la energía hacia fines de 2022.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...