Retiraron la "caja negra" del avión  para analizar la información

Como si se tratara de una entrega por capítulos, la poco clara presencia de un avión iraní-venezolano en territorio argentino continúa generando novedades día tras día.

Ayer el juez federal Federico Villena ordenó que se realice una inspección ocular en el avión venezolano-iraní que está retenido en el aeropuerto de Ezeiza. El procedimiento incluye la orden de retirar la caja negra, según afirmaron fuentes judiciales.

"La caja negra se va a retirar y analizar, puede grabar hasta 120 minutos y será útil para escuchar los últimos diálogos dentro de la cabina", dijo un experto. La orden judicial también busca determinar "si hay evidencias que apagó el "transponder", un sistema que transmite información de la aeronave y su altitud.

El "transponder"

Las autoridades aeronáuticas habían desmentido que el avión voló con el transponder apagado. "Se ve en flight radar 24 poniendo la matrícula que están todos los recorridos. Y de todas maneras si eso sucediera se activarían todos los protocolos para buscar en caso de que no aparezca en los radares de acá, que es otro sistema al transporte y EANA siempre vio al avión en sus sistemas", expresaron fuentes del Ministerio de Transporte.

El procedimiento en el avión se había suspendido el miércoles cuando se filtró en los medios. El juez volvió a activarlo en la tarde de ayer y mandó a personal del juzgado federal de Lomas de Zamora. También participó personal de la empresa Boeing, que son los únicos autorizados para manipular la caja negra.

Ahora esa causa está bajo secreto de sumario. Sin embargo, en las últimas 48 horas se ordenaron unas 30 medidas de prueba. Una de esas medidas es la inspección del avión, pero esta vez con presencia de autoridades judiciales.

La PSA no interviene porque es una de las fuerzas investigadas en la causa.

La Justicia investiga los antecedentes de todos los tripulantes y las condiciones del avión.

Entre otras medidas, el juez envió varios exhortos y ordenó peritar los teléfonos y las tablets secuestradas a los tripulantes en el Hotel Plaza Central Canning de Ezeiza. En el avión de Emtrasur viajaron 5 iraníes y 14 venezolanos. Todos están imputados en la causa judicial, pero todavía no declararon en la Justicia.

"Fuego amigo"

El secretario general de la Asociación Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, afirmó ayer que en torno a la polémica por el avión venezolano hay "fuego amigo" dentro del propio Gobierno y remarcó que, desde el aspecto aeronáutico, "es muy sencillo" analizar el tema.

"Desde lo aeronáutico es muy sencillo: el avión acá se quedó sin combustible y apareció la sospecha de los iraníes a bordo", sostuvo el sindicalista.

En declaraciones radiales, el referente del sector aeronáutico señaló que "en tiempos normales no es habitual" que haya una tripulación tan grande en un avión, pero aclaró que "en tiempos de pandemia las tripulaciones múltiples fueron utilizadas por los vencimientos, por la instrucción".

"Es normal que cuando comprás un avión lo hagas con soporte técnico, con instrucción", indicó Biró, mientras que destacó que en la documentación se puede comprobar todo y dilucidar el tema.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...