Rusia bombardeó dos ciudades de Ucrania, dejando al menos 19 muertos

Un misil disparado por Rusia alcanzó ayer un centro comercial en una ciudad del centro de Ucrania, donde mató al menos a 11 personas e hirió a otras 56, en uno de los ataques contra un objetivo no militar más mortífero de todo el conflicto.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo que el número de víctimas por el ataque en la ciudad de Kremenchuk era "inimaginable", y citó informes de que había más de 1.000 civiles en el interior del shopping en el momento del ataque. Además, ocho civiles murieron ayer en otro ataque ruso en la oriental ciudad de Lisichansk, dijeron autoridades. En Kremenchuk, una ciudad industrial de 217.000 habitantes de la provincia de Poltava, sobre el río Dnieper, se ubica la mayor refinería de petróleo de Ucrania. "En la ciudad de Lysychansk los rusos han disparado contra una multitud de personas con lanzacohetes múltiples Uragan mientras los civiles recogían agua de un depósito. Ocho residentes murieron, 21 fueron llevados al hospital", dijo Sergei Gaidai, gobernador de la región de Lugansk. La ciudad de Lysychansk es el siguiente objetivo de las fuerzas rusas tras su ocupación total de la ciudad vecina de Severodonetsk, tras semanas de combates que asolaron ambas ciudades y que provocaron la muerte de decenas de civiles que en el momento de la embestida recogían agua de un depósito en la Lysychansk, dejando el saldo de al menos ocho muertos y 21 heridos.

Segunda embestida

Al menos ocho civiles ucranianos murieron y 21 resultaron heridos en un bombardeo ruso ayer mientras iban a buscar agua en Lysychansk, una ciudad junto a Severodonetsk recientemente conquistada por las fuerzas de Moscú, dijo el gobernador regional.

"Hoy, en Lysychansk, los rusos han disparado contra una multitud de personas con lanzacohetes múltiples Uragan mientras los civiles recogían agua de un depósito. Ocho residentes murieron, 21 fueron llevados al hospital", dijo Sergei Gaidai, gobernador de la región de Lugansk. La ciudad de Lysychansk es el siguiente objetivo de las fuerzas rusas tras su ocupación total de la ciudad vecina de Severodonetsk, tras semanas de combates que asolaron ambas ciudades y que provocaron la muerte de decenas de civiles. Se trata de la última ciudad importante que queda por conquistar por los rusos en la región de Lugansk, una de las dos provincias de la cuenca industrial del Donbás.

El ejército ucraniano anunció el viernes que se retiraba de Severodonetsk para defender mejor Lysychansk, donde se producen enfrentamientos callejeros según los prorrusos que luchan junto a las fuerzas de Moscú.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...