El profe wichi pide ayuda  para que su idioma no muera

Néstor Elio Fernández es un maestro bilinge que encanta con su apacible pero tenaz actitud en la defensa de la lengua wichi, su idioma originario que resiste con estoicismo la globalización excluyente. Él se destaca entre los de su etnia por haber creado una aplicación web (app) para celulares, para traducir el wichi al español y viceversa hace cinco años ya, y volvió a sorprender luego con la edición a pulmón del Diccionario Wichi con 8.300 términos traducidos del español al wichi, con las diferencias dialectales y la introducción a la gramática de esta lengua.

Sin embargo, el profe wichi, oriundo de la comunidad indígena Lote 75 de Embarcación, dueño de geniales iniciativas, aún no logró el apoyo técnico y económico que necesita para concretar su sueño de preservar las raíces indígenas.

"Estoy buscando fondos para financiar mi proyecto de una app para el idioma wichi que ya fue presentado ante Nación y Provincia pero hasta ahora lo han ignorado por completo. Es una idea que las autoridades, sobre todo de Educación, deberían valorar por su trascendencia cultural", expresó Fernández.

Néstor, a pesar de las puertas que le cierran en la cara, no ha parado de sembrar la semilla de su lengua nativa. "Mientras espero respuestas, brindo el curso virtual de idioma wichi mediante una plataforma de enseñanza presencial y digital. Ahora trabajo en un proyecto de diplomatura en el idioma para la enseñanza superior, proyecto que ya fue presentado ante el Ministerio de Educación de la Provincia, pero por ahora es todo a pulmón. Jamás el Gobierno me ha favorecido con fondos para desarrollar los proyectos que he presentado", aseguró.

Inscriben para cursos

“Afortunadamente se suman cada vez más personas a los cursos digitales, estoy usando Whatsapp, una aplicación con gran accesibilidad para todo tipo de alumnos. Combinamos con zoom, que tiene buena conexión, con audios entre alumnos y profesor. Son estrategias que se implementan porque hay gran demanda de personas que quieren aprender el idioma wichi. Los invito a todos los interesados a sumarse a los cursos de esta lengua en peligro de extinción, que siempre fue oral, transmitida de generación en generación y que se escribe desde 1998 por una convención. Luchamos para que nuestra lengua no se extinga”, dijo Néstor. 
Agregó: “Los cursos tienen costo porque no tengo otro modo de cubrir los gastos, y además porque es mi trabajo. Los resultados son sorprendentes”. 
Son $2.500 por mes y el curso es de 8 meses divididos en 2 módulos. Para julio ya se anotaron 35 alumnos. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...