Alberto se despegó de Kulfas por el gasoducto y admitió: "No me gustó lo que hizo"

La denuncia realizada -en un primer momento en "off"- por Matías Kulfas no solo terminó con su salida del Gobierno. Además, abrió un frente político y jurídico que la Casa Rosada no esperaba.

La oposición recurrió a la Justicia, el juez Rafecas secuestró documentación y las sospechas y el mal humor se palpan en Balcarce 50. Ahora Fernández abjura hasta de sus propios amigos.

Alberto Fernández se refirió por primera vez a la salida de Matías Kulfas del Gabinete y lo hizo en duros términos para con el exministro de Producción, quien fuera echado del Gobierno por una diferencia con Cristina Kirchner sobre la licitación del gasoducto Néstor Kirchner que estará a cargo de Techint.

El brindis por el Día del Periodista en Casa Rosada fue la excusa que aprovechó el exmandatario para referirse al escándalo planteado a partir de la salida de Kulfas y las posteriores implicancias políticas y jurídicas que provocó el "off" que los eyectara del cargo.

Sobre su decisión de despedir a Matías Kulfas como ministro de Desarrollo Productivo aclaró ante los periodistas: "No me gustan los off. No me gustan las cosas dichas por secreto, cuando un funcionario habla, tiene que hablar públicamente. No me gustó lo que hizo Matías, por eso tomé la decisión que tomé", dijo el Presidente en la Casa Rosada.

El mandatario le pidió el sábado la renuncia a Kulfas luego de que Cristina Kirchner criticara al ministro por "mentir sin dar la cara", en referencia a un mensaje en off the récord difundido desde la cartera de Desarrollo Productivo.

El texto apuntaba contra funcionarios K y los acusaba, en los hechos, de haber manipulado la licitación del gasoducto Néstor Kirchner.

"Lo que piensa Matías es lo que piensa Matías, no lo comparto", dijo el Presidente ayer, tras un saludo a los periodistas acreditados en la Casa Rosada. En su carta de renuncia, el exministro volvió a apuntar en las últimas horas contra Cristina Kirchner y sus funcionarios. La Justicia ya investiga presuntas irregularidades en la licitación del gasoducto.

"Pudimos reemplazar con Daniel Scioli a Matías Kulfas. Daniel es un gran amigo. Lo hablé mucho con Sergio Massa, que es alguien cuya opinión pondero. Y también estoy feliz por el ingreso de Agustín (Rossi), de valor incalculable para el Gabinete", agregó Alberto Fernández.

Cuestión de roles

El Presidente fue consultado además por un posible cambio en la relación con la vicepresidenta tras la salida del ahora exministro de Desarrollo Productivo. "¿Por qué me pregunta eso? Con la vicepresidenta sabemos bien lo que cada uno piensa, sabemos bien los roles que tenemos que cumplir y cada uno tiene la responsabilidad institucional que debe tener. Nunca tuve ningún temor en eso", sostuvo.

Ante la consulta sobre si analiza una reestructuración mayor del Gabinete nacional y nuevos cambios, el presidente fue tajante con la respuesta: "No", respondió. "No hay una nueva etapa" del gobierno, respondió Alberto Fernández al ser consultado sobre si la salida estrepitosa de Kulfas significa un acercamiento con la vicepresidenta.

Respecto de la profesión del periodismo, dijo que entiende que el periodismo "en el presente se ejerce con mucha dificultad", aunque destacó que no ocurre así en la Argentina. "Acá, gracias a Dios, se ejerce con libertad", sostuvo. Luego añadió: "Alguien dijo, alguna vez, que desde que la información se convirtió en negocio, la verdad pasó a un segundo plano. Pero confío en los periodistas", precisó.

El breve encuentro y las declaraciones del mandatario se dieron en el día después del cimbronazo interno que generó la salida de Kulfas, uno de los "leales" del mandatario desde tiempos del Grupo Callao.

Después que Kulfas entregara en mano su renuncia a Fernández tras el escándalo ocurrido el sábado, en Balcarce 50 aún perdura el malestar por la difusión del texto con duras críticas a la coalición de Gobierno.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...