Un conductor se quedó dormido dentro de un auto y un policía se acercó para ver qué le pasaba. Cuando todo parecía indicar que lo iba a asistir, le robó el celular y se fue. El efectivo ya fue apartado de sus funciones y se le inició una investigación. El insólito episodio sucedió en la ciudad de General Rodríguez.

El hecho, que trascendió en las últimas horas, se produjo durante la madrugada del domingo en la calle Rawson al 300, entre Alem y José C. Paz, de acuerdo a lo que informó el medio La Posta Noticias.

La víctima del robo estacionó frente a su domicilio y apenas abrió la puerta de su vehículo para descender, se desvaneció frente al volante. En las imágenes de una cámara de seguridad que registró el momento, se puede observar que al poco tiempo un patrullero llegó hasta el lugar.

Tras algunas maniobras, se detuvo cerca del rodado que tenía la puerta abierta por completo. Un agente bajó de la camioneta y se acercó lentamente al hombre que seguía durmiendo.

En ese momento, el efectivo agarró el celular del conductor y se lo guardó en el bolsillo derecho de su pantalón. Segundos después, el policía notó que un joven se aproximaba por detrás del vehículo. Se trataba de un vecino del barrio, que vio lo que pasaba y se acercó para ayudar al hombre dormido.

El agente, haciéndose el distraído, estrechó la mano con el vecino y se retiró mientras el conductor se despertaba.

De acuerdo a lo que trascendió, la víctima no hizo la denuncia porque, según manifestaron sus allegados, habría sufrido “aprietes” para que no lo hiciera. El acusado del robo es el sargento de la policía bonaerense Pablo Crisanto Rodríguez.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...