Grabaciones determinantes en el caso del fiscal Snopek

En la resolución del interino procurador general de la Nación, Eduardo Casal, con la que se da el primer paso para iniciar un jury contra el fiscal general federal de Salta Francisco Snopek, que dio a conocer El Tribuno, se expusieron algunos contenidos de audios y videos de las acciones del letrado en la madrugada del 23 de mayo pasado, cuando se vio envuelto en un violento episodio que involucró como víctimas a su esposa y a policías.

Esas pruebas serán evaluadas por el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público, que analizará si corresponde la destitución del fiscal. El mismo órgano sancionatorio deberá decidir si suspende a Snopek hasta la resolución del jury de enjuiciamiento.

El material audiovisual también deja en offside la decisión de la jueza Claudia Puertas, del Juzgado de Garantías 7 de la Provincia, de dictaminar el sobreseimiento de Snopek en la imputación por violencia de género contra su esposa y por los delitos de resistencia a la autoridad y privación ilegítima de la libertad contra los policías que actuaron esa noche. Así, hasta ahora, en la Justicia provincial Snopek iría a juicio solo por el supuesto delito de lesiones leves agravadas.

La mayoría de las grabaciones fueron obtenidas con el celular de la única mujer que estaba entre los policías que acudieron al domicilio de Snopek ante un llamado de alerta del 911 (que fue realizado por el mismo fiscal). En medio del tumulto que había esa noche, la oficial retiró a la esposa del fiscal a su dormitorio, en la planta alta de la vivienda. 

En ese momento, según consta en los audios y videos, la mujer le explicó que, mientras dormía en su habitación junto con el bebé, recibió un llamado telefónico de Snopek, quien se encontraba alcoholizado en la planta baja del inmueble, para que baje a limpiar “un líquido que se encontraba sobre un aparador”. 

Ella sostuvo que, al intentar ayudarlo, él la empujó contra la pared, a consecuencia de lo cual se le produjo un corte en la zona del codo derecho y se golpeó en la sien del mismo lado, y le exhibió las secuelas (según el expediente se escucha a la mujer explicar cómo él rompió candelabros y cuadros, la empujó y la lastimó). La esposa dijo que no era la primera vez que Snopek la agredía físicamente y que tenía antecedentes similares contra su anterior pareja. 

“Sin perjuicio de ello, expuso que no radicaría la denuncia penal para no perjudicar la carrera profesional de su esposo ni a sus hijos”, marca el expediente sobre lo que habría manifestado la esposa.

La agente policial describió al radicar la denuncia, que la esposa “estaba bajo una crisis nerviosa y temblaba”.

La mujer policía, quien se merecería un reconocimiento por su criterio en la intervención, permaneció en el dormitorio al cuidado del bebé de la pareja, a pedido de la madre “porque tenía temor del proceder de Snopek” (debido a las circunstancias en las que se encontraba) hacia el niño. Allí, se describe en la causa, “Snopek llamó “enferma” a su esposa y le dijo que tenía “problemas mentales”. 

Snopek intentó con todos los vericuetos legales anular como prueba el material audiovisual, pero no pudo.

“En relación con la postura de Snopek acerca de que las grabaciones y filmaciones serían ilícitas, cabe señalar, desde el punto de vista formal, que han sido declaradas tales en el ámbito jurisdiccional. A su vez, desde el análisis de su contenido, corresponde, afirmar que forman parte del registro del accionar policial y, desde esa perspectiva, supone una mayor transparencia de lo que finalmente se sintetizó en un acta o en las declaraciones de los intervinientes”, sostuvo al respecto el procurador de la Nación.
“Negro de mierda”

La grabación de la policía corrobora, además, las agresiones verbales de Snopek hacia los demás efectivos. 

En uno de los audios se escucha decir a la esposa que ella había visto por la ventana cómo Snopek había insultado a los policías.

Fue cuando el fiscal salió del domicilio, molesto, con pretensiones de retirarse en su automóvil. En ese momento, uno de los agentes le indicó que no lo hiciera hasta aclarar la situación, ante lo cual Snopek lo habría empujado y le preguntó quién era él para impedírselo. Allí intervino otro efectivo y comenzaron los insultos que figuran en la denuncia original: “sos un negro de mierda”; “sos un enfermo”. Y las amenazas: “pasame tu nombre que yo voy a hacer que te echen de la fuerza”; “no sabés con quién te estás metiendo”.

Apelación

En los próximos días la fiscal penal provincial Luján Sodero presentará su apelación al fallo de la jueza Claudia Puertas, quien otorgó el sobreseimiento parcial en tres de los cuatro delitos que se le imputaban a Francisco Snopek (daños, privación ilegítima de la libertad y resistencia).

"Considero que el material probatorio con el que contamos -testimonios de varios policías que estuvieron en el lugar, material fílmico, registros audiovisuales, fotográficos, informes de relevamiento, etc.- dan cuenta de que esa conducta -del imputado- sí constituye un delito, dan las circunstancias para sostener que hubo privación ilegítima de la libertad y se resistió al personal policial no acatando órdenes", sostuvo la fiscal Sodero cuando se dio a conocer la resolución judicial.

"Para la jueza, aún con la existencia de los hechos, no encuadra en una figura penal. Es una cuestión muy técnica que no comparto", sostuvo.

 

 
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...