¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

25°
21 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Milei: desafío, utopía y esperanza

Lunes, 20 de noviembre de 2023 04:23

El historiador Paul Cartlege afirma en su libro "Los griegos" que fue Clístenes quien otorgó el complejo y sofisticado paquete de reformas, resultado de una prolongada reflexión política que tuvo en cuenta debidamente la experiencia política de Atenas durante todo el siglo anterior y particularmente la experiencia de la tiranía.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El historiador Paul Cartlege afirma en su libro "Los griegos" que fue Clístenes quien otorgó el complejo y sofisticado paquete de reformas, resultado de una prolongada reflexión política que tuvo en cuenta debidamente la experiencia política de Atenas durante todo el siglo anterior y particularmente la experiencia de la tiranía.

La clave de esta reforma fue la reestructuración del mapa político: la concesión de la ciudadanía ateniense a todos los hijos varones legítimos de un padre ateniense registrados al momento de llegar a la mayoría de edad en su distrito (demos).

Esta reforma fue fundamental, pues a partir de ella, cualquier ciudadano podía aspirar a ocupar los cargos en los organismos colegiados que regían a Atenas. Y con la novedad que esos cargos no eran a perpetuidad, sino que habrían de renovarse anualmente. Así, cabía la posibilidad de que cualquier ciudadano ateniense gobernaría efectivamente alguna vez su ciudad.

Una novedad que consolida la democracia: cualquier ciudadano puede aspirar a ocupar un puesto de relevancia en el orden político.

En la instancia de balotaje que, como ciudadanos acabamos de participar, ha irrumpido en la escena política, el economista Javier Milei, un habitante más de la Patria, pero que interpretó la necesidad de cambio en la Argentina del derrumbe en todas sus instituciones y estructuras.

Milei ha roto la costumbre de que solo los anquilosados y jurásicos candidatos se postulen y se reciclen en diversos espacios políticos, mudando de ideas y principios, perpetuándose de tal suerte en el poder. Proceso espiralado que ha ido configurando en las cuatro décadas que lleva transitando la democracia, la profundización de la crisis y la imposibilidad de emerger de esa sima profunda que ha sido propiciada por la misma dirigencia inepta.

El libertario ha sabido comprender el hartazgo de una sociedad hastiada por una inflación imparable, en un contexto de despilfarro de los dineros públicos en manos de dirigentes políticos, la inseguridad que cercena patrimonios y vidas, la nula calidad educativa, la corruptela enquistada en el poder al igual que los nefastos y homicidas negocios del narcotráfico. Contribuye a este panorama apocalíptico una espeluznante deuda con organismos internacionales y una ensombrecida diplomacia internacional que nos aísla y nos aparta del mundo racional y civilizado. El mundillo sindical tampoco contribuye con ideas sólidas al crecimiento nacional, más bien se parapetan en anquilosadas ideas para mantener privilegios y consolidar fortunas haciendo gala de avaricia extrema.

Pero Milei, también ha sabido interpretar a la juventud, una convidada de piedra al momento de la toma de decisiones gubernamentales. Esta generación que no tiene oportunidades ni salida, salvo Ezeiza, ha sido la que ha hecho propia la expresión de "Viva la libertad c…"

El candidato de La Libertad Avanza ha comprendido la necesidad de cambios en toda nuestra estructura gubernativa. Más allá de que muchas propuestas puedan ser de difícil aplicación, o que generen un fuerte rechazo en diversos sectores de la vida nacional, lo cierto es que la República Argentina se encuentra en una fase terminal, de la que no emergerá sin severas modificaciones.

En esta encrucijada que ha supuesto este proceso eleccionario, en un tiempo histórico convulsionado, le espera al nuevo equipo de dirigentes libertarios una gigantesca labor: hacer de nuevo una República sobre las bases alberdianas que ha predicado durante su campaña.

Pero Milei se yergue también como un símbolo en el que un ciudadano común construye un nuevo partido y sin una gran estructura, sin el aparato del Estado, logra postularse y va sorteando las diversas instancias eleccionarias hasta encaramarse en la Presidencia de la Nación.

Democracia; aspiración e ideal de una antigua cultura, planeando en nuestro tiempo: desafío, utopía y esperanza para la Patria Argentina.

 

PUBLICIDAD