¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
29 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

íAy, don Martín, si volvieras!

Lunes, 27 de noviembre de 2023 02:40

Buenas noches General… Vengo desde el norte frutal y verde de mi Salta, de nuestra Salta para honrar tu memoria. Llego con el corazón desbordante de emoción al evocar tu lucha, esa guerra gaucha que dibujó con coraje la libertad de la patria. Ay, mi General si volvieras, ¿qué les dirías? Mientras la tierra gira a más de 1600 kilómetros por hora, los árboles, los ríos, los hombres danzan con música sideral, donde conjugan la añoranza y la nostalgia… Todo se mueve, como la vida y los recuerdos fluyen como un viento de luz y tu nombre surge claro y preciso galopando por los senderos de la gloria. Ay, mi General si volvieras, ¿qué les dirías? ¿Después de tanto tiempo? Seguramente tu voz haría sentir el escarmiento… Por eso te invoco General, para que cunda tu ejemplo como semillas de sentimiento, que germinen con la patria voces de sueños nuevos que incluyan el pan y la alegría de los pueblos para decir que eres el Güemes eterno.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Buenas noches General… Vengo desde el norte frutal y verde de mi Salta, de nuestra Salta para honrar tu memoria. Llego con el corazón desbordante de emoción al evocar tu lucha, esa guerra gaucha que dibujó con coraje la libertad de la patria. Ay, mi General si volvieras, ¿qué les dirías? Mientras la tierra gira a más de 1600 kilómetros por hora, los árboles, los ríos, los hombres danzan con música sideral, donde conjugan la añoranza y la nostalgia… Todo se mueve, como la vida y los recuerdos fluyen como un viento de luz y tu nombre surge claro y preciso galopando por los senderos de la gloria. Ay, mi General si volvieras, ¿qué les dirías? ¿Después de tanto tiempo? Seguramente tu voz haría sentir el escarmiento… Por eso te invoco General, para que cunda tu ejemplo como semillas de sentimiento, que germinen con la patria voces de sueños nuevos que incluyan el pan y la alegría de los pueblos para decir que eres el Güemes eterno.

En muchas ocasiones Güemes ponía la palabra justa, con bravura. En su lenguaje, una sobrecarga de amor y sacrificio, para combatir y llegar a destino con el plan trazado. Cuando recibe la herida mortal el 7 de junio, sus gauchos lo acompañan hacia un lugar seguro. Pasan los días, su salud lentamente desmejora pero su espíritu está fuerte para dar lucha a los godos y a la muerte. En ese trance, un enviado del jefe enemigo le ofrece curarlo y honores, riqueza, un futuro plagado de privilegios. Desde su lecho de enfermo rechaza el ofrecimiento y ordena: "Diga a su general que Martín Güemes, rico y noble por nacimiento, ha sacrificado su fortuna entera en el servicio de su patria y que para él no hay títulos más gloriosos que el amor de sus soldados y la estimación de sus conciudadanos". Emocionan las expresiones del general Martín Miguel de Güemes.

San Martín, nacido en Yapeyú, en la geografía correntina; formado en España, donde se preparó para la causa. Como un reloj de la sangre retorna a su patria y lucha en el Combate de San Lorenzo junto a sus bravos granaderos. Empiezan con Güemes a tejer el poncho de los sueños para abrigar la libertad de su pueblo. Encuentro con Manuel Belgrano en la Posta de Yatasto, donde diseñaron con pasión, la estrategia del amor. El estruendo de las batallas, San Martín cruzando los Andes, el héroe gaucho en la puerta Norte; el primero con sus granaderos, sumados al Ejército de los Andes; el segundo con sus valientes gauchos. Entre ellos el destino, el objetivo que obsesiona: la libertad de los pueblos. Todo ímpetu, todo valor en los campos del honor. Laurel por laurel consiguieron por doquier en su lucha sin cuartel. En la memoria de la vida surgen cartas que Güemes le escribía a su querido amigo José Francisco cuando la patria estaba viva. Ellos fueron los forjadores de la patria y de páginas de gloria de nuestra historia. Renunciaron a todo para construir un futuro soberano. Ejemplo vivo su existencia. Austeridad, sacrificio, inteligencia, fortaleza al servicio de la gran causa.

De pronto la pregunta, ¿qué pasaría si volviera? ¿Qué diría a la gente de este tiempo? Cómo han cambiado los tiempos y cómo se fue perdiendo el magnífico legado aportado por estos hombres de la historia. Se debe retornar a la conciencia nacional por respeto a la memoria histórica y difundir sus hazañas para que se valore el esfuerzo y para que sirva para enaltecer la dignidad de la patria.

 

PUBLICIDAD