¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
25 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Animales en la ruta generan graves accidentes viales

Un incidente en Cabeza de Buey pudo haber sido una verdadera tragedia en horas de la noche.
Jueves, 09 de noviembre de 2023 01:45

Un accidente ocurrido el pasado domingo alrededor de las 23 tuvo como protagonista, una vez más, a un equino que deambulaba suelto sobre la ruta nacional 34, a la altura del paraje Cabeza de Buey. Su presencia no fue advertida por Diego Nieva, de 47 años, quien conducía un VW color blanco que tiraba un carro en su parte posterior, procedente de la provincia de Catamarca.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Un accidente ocurrido el pasado domingo alrededor de las 23 tuvo como protagonista, una vez más, a un equino que deambulaba suelto sobre la ruta nacional 34, a la altura del paraje Cabeza de Buey. Su presencia no fue advertida por Diego Nieva, de 47 años, quien conducía un VW color blanco que tiraba un carro en su parte posterior, procedente de la provincia de Catamarca.

Nieva iba acompañado por otras tres personas: Irma Canciano, Jorge Heredia y Maia Heredia. Cuando Nieva pudo divisar al equino no tuvo tiempo de esquivarlo, colisionando al animal con la parte delantera derecha del automóvil. El fuerte impacto levantó al caballo por encima del capot y cayó pesadamente sobre el parabrisas, antes de quedar tendido en el pavimento.

Un camionero accidentado

Por detrás del automóvil circulaba un camión procedente de J. V. González, conducido por Adrián Brandan. El camionero intentó evitar la colisión contra el automóvil que quedó detenido sobre la ruta, pero impactó de lleno con el equino tirado sobre el pavimento, arrastrando el cuerpo del infortunado animal por varios metros, hasta volcar el chasis y el acoplado entre la ruta y la banquina. Toda la carga que transportaba, consistente en toneladas de trigo, quedó esparcida en el cemento. Como consecuencia del accidente solo resultó con lesiones de mediana gravedad el chofer del camión, quién fue trasladado hacia el hospital Joaquín Castellanos, de la ciudad de Gral. Güemes.

Preocupación por los animales en la ruta

Hasta el lugar fueron convocados el personal de Bomberos Voluntarios del cuartel Gral. Manuel Belgrano, a cargo del comandante Leonardo Flores. "Por suerte el camionero salió del interior del camión por sus propios medios, no hizo falta nuestra intervención, pero tuvimos que limpiar la ruta por la presencia de mucho combustible derramado, además de controlar que los vehículos no fueran a incendiarse", explicó Flores, quien se mostró muy preocupado por la constante presencia de animales sueltos a la vera de las rutas. En horas de la noche es muy difícil poder verlos caminando o cruzando la cinta asfáltica, y cuando uno los puede divisar ya están muy cerca y la colisión es inevitable. "Por supuesto que estos animales son solo víctimas de accidentes generados por la falta de inversión de sus propietarios en la instalación de un cercado que evite la salida de los animales hacia la ruta, que pueden ser equinos o vacunos", enfatizó Flores.

El camión involucrado volcó con su carga de trigo.

No es una tarea sencilla para el personal policial dedicarse al secuestro de los animales sueltos. El monto de las multas impuestas para aquellos propietarios de animales que son detectados deambulando en las cercanías de las rutas es irrisorio y no genera ninguna preocupación para sus dueños. "Solo las denuncias de los damnificados pueden ser económicamente significativas, razón por lo cual los dueños de los caballos, cuando son responsables de un accidente, lo primero que hacen es llegar al lugar antes que la Policía para quitar la parte del cuero donde está impresa la marca, para que no puedan ser identificados".

Crueles e inhumanos

Con respecto a este cruel accionar de los dueños de animales, Leonardo Flores contó una lamentable situación que le tocó vivir. "En una oportunidad, en un accidente entre un automóvil y un caballo, terminó con grandes daños al vehículo y una pata quebrada para el equino. Antes que llegue la Policía, él o los dueños llegaron primero. El caballo estaba quebrado, pero con vida, no les importó su sufrimiento, igual le cortaron el cuero para quitarle la marca. Fue una situación muy desagradable de ver y que nos hace pensar en lo que somos capaces los seres humanos para evitar ser afectados económicamente", finalizó. Flores llamó a la reflexión de los criadores de ganado vacuno o equino para que controlen el lugar de pastura para que sus cabezas de ganado no generen accidentes, ya que en muchos casos suelen ser fatales.

PUBLICIDAD