¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
13 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Habrá más seguridad y custodia para jueces y fiscales

Los delitos en la frontera están íntimamente ligados al tráfico de sustancias prohibidas. Hace pocas semanas amenazaron de muerte al fiscal Cazón.
Domingo, 17 de diciembre de 2023 01:24

En una reunión que a mediados de esta semana mantuvo el ministro Marcelo Domínguez con el fiscal de Salvador Mazza y el Chaco salteño, Armando Jorge Cazón, y de la que también participaron el jefe y el segundo jefe de la Policía de Salta, Miguel Ceballos y Pablo Vilte, la cartera de seguridad decidió implementar en Tartagal un plan de custodia y seguridad para personas, bienes y edificios del sistema judicial, que estará a cargo de una unidad especial, con personal altamente entrenado.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En una reunión que a mediados de esta semana mantuvo el ministro Marcelo Domínguez con el fiscal de Salvador Mazza y el Chaco salteño, Armando Jorge Cazón, y de la que también participaron el jefe y el segundo jefe de la Policía de Salta, Miguel Ceballos y Pablo Vilte, la cartera de seguridad decidió implementar en Tartagal un plan de custodia y seguridad para personas, bienes y edificios del sistema judicial, que estará a cargo de una unidad especial, con personal altamente entrenado.

La decisión se adoptó luego de que El Tribuno publicara que el fiscal Cazón, con jurisdicción en la amplia zona que involucra a los municipios de Salvador Mazza, Aguaray y departamento Rivadavia Banda Norte, colindante con Bolivia y Paraguay, recibiera una severa advertencia que provino de las bandas delictivas que operan en la frontera, cada vez con mayor grado de preparación y sofisticación.

Una región compleja

Después de la intimidación que recibió por interpósitas personas, Cazón pidió custodia para él y su familia, primero a la Policía de la Provincia y posteriormente a la Gendarmería Nacional Argentina, ya que si bien la fiscalía a su cargo funciona en el complejo judicial de Tartagal, sus traslados a la zona de frontera son frecuentes.

La fiscalía a su cargo fue creada hace unos 10 años y funciona con un reducido número de personal ya que solo la conforman el propio Cazón, dos sumariantes y una fiscal auxiliar. Años atrás cuando cruzaba el puente internacional para reunirse con autoridades del vecino país por un caso que se investigaba en la difícil y peligrosa zona de frontera, un sujeto no identificado se le acercó, de manera casi imperceptiva lo apuntó con un arma por algunos segundos y luego desapareció entre la gran cantidad de gente que en horas del día circula por el lugar; fue el primer hecho de intimidación que Cazón sufrió.

El departamento San Martín colinda con Bolivia no solamente por el municipio de Salvador Mazza, si bien es el que mayor actividad registra, Aguaray también lo hace, pero en una zona más boscosa emplazada en Las Yungas y el departamento Rivadavia Banda Norte, que tiene una extensa frontera con Bolivia, y hacia el noreste limita con el Paraguay. La particularidad es que se trata de una frontera política (definida por las autoridad de ambas naciones) y no por accidentes geográficos como sucede con el río Bermejo que divide a la localidad homónima del lado boliviana y Aguas Blancas del lado argentino.

Diez veces la ciudad de Salta

"En Salvador Mazza hay algunos mojones que marcan dónde empieza y dónde termina la Argentina, sobre todo en el Chaco salteño, pero nada más que eso", explicó un efectivo policial que desde una dependencia ubicada en esa extensa región suele recorrer esporádicamente y cuando cuenta con medios de movilidad, esa alejada zona de la provincia de Salta. En el caso de la propia localidad de Salvador Mazza los pasos inhabilitados se cuentan por decenas por los que el movimiento de ciudadanos de ambas naciones y de vehículos es también permanente, y por ende lo es también el delito.

Cazón, entrevistado por El Tribuno, precisó: "El ministro Domínguez me pidió una reunión de la que participaron también el jefe y el subjefe de la Policía y me brindaron el absoluto apoyo para el trabajo que habitualmente realiza la fiscalía a mi cargo, en una jurisdicción que representa 10 veces la ciudad de Salta y seguramente el trabajo que realizamos molesta en una zona donde el delito pivotea alrededor del narcotráfico y otros delitos graves que son comunes en la frontera. Pero me da una gran tranquilidad la decisión del ministro de seguridad para seguir trabajando. Como ya lo dije, a raíz de esa advertencia he tomado algunas precauciones más, lo que no quita que siga investigando y de hecho tengo detenidos, personas que están siendo buscadas por los delitos que se cometen en la zona", precisó.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD