¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

29°
1 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Recordaron a una heroína de la independencia

Gertrudis Medeiros fue colaboradora de Güemes.
Sabado, 15 de abril de 2023 01:42

Con un acto que tuvo lugar el domingo 9 en la plaza central de Campo Santo, se recordó el 243 aniversario del natalicio de Gertrudis Medeiros de Fernández Cornejo. El acto estuvo presidido, en representación de la intendenta Josefina Pastrana, por el director de Cultura, Eduardo Medina, y la presencia de la diputada nacional Virginia Cornejo junto a la senadora nacional Nora Giménez.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Con un acto que tuvo lugar el domingo 9 en la plaza central de Campo Santo, se recordó el 243 aniversario del natalicio de Gertrudis Medeiros de Fernández Cornejo. El acto estuvo presidido, en representación de la intendenta Josefina Pastrana, por el director de Cultura, Eduardo Medina, y la presencia de la diputada nacional Virginia Cornejo junto a la senadora nacional Nora Giménez.

Gertrudis Medeiros nació en el año 1780, se casó con otro hombre de la gesta revolucionaria: Juan José Fernández Cornejo, el segundo hijo del coronel Fernández Cornejo y Rondó, fundador del ingenio San Isidro. Enviudó muy joven, a los 30 años, quedando sola con dos hijas pequeñas. A esa edad tuvo que afrontar muchas situaciones difíciles de la época.

Gertrudis se involucró con la gesta revolucionaria y fue asaltada en tres ocasiones por las tropas realistas, a quienes enfrentó con los hombres que araban sus tierras, sin experiencia en este tipo de combates. Por su manifiesta colaboración con la causa patriota fue atada a un algarrobo en medio de la ciudad y azotada, como un acto ejemplificador.

Las fuerzas realistas la trasladaron en calidad de detenida caminando descalza hasta Jujuy. Allí, lejos de ver su espíritu quebrado, llevó adelante una gran tarea de espía, informando al general Güemes sobre las acciones realistas. Al ser descubierta se dispuso un nuevo traslado, esta vez hacia los socavones del Alto Perú, pero logró escapar.

Por más de 100 años se creyó que había muerto sola y envuelta en una miseria económica, pero con la recopilación de datos se pudo saber que una vez que escapó de sus captores regresó a la Hacienda de Zárate, en Trancas, Tucumán. Vivió hasta los 67 años aproximadamente, disfrutando de sus hijas y sus nietas, la fecha de su deceso aún es un dato incierto.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD