¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
1 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

VIDEO. El criminal Marcelo Torrico está internado en el San Bernardo con un principio de ACV

El asesino de los hermanitos Leguina tuvo que ser trasladado al nosocomio el viernes tras una descompensación. Lleva 23 años en la cárcel. 
Martes, 04 de julio de 2023 22:01

Desde el pasado viernes al mediodía Marcelo Alejandro Torrico se encuentra internado en el hospital San Bernardo de la capital salteña. Se trata nada menos que de uno de los asesinos más perversos de la historia criminal de Salta. Fuentes confiables consultadas por El Tribuno señalaron que el penado fue trasladado a raíz de un principio de ACV (accidente cerebrovascular).

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Desde el pasado viernes al mediodía Marcelo Alejandro Torrico se encuentra internado en el hospital San Bernardo de la capital salteña. Se trata nada menos que de uno de los asesinos más perversos de la historia criminal de Salta. Fuentes confiables consultadas por El Tribuno señalaron que el penado fue trasladado a raíz de un principio de ACV (accidente cerebrovascular).

El viernes en horas del mediodía, el criminal, que desde 1999 -en el medio hubo una fuga en 2006- hasta la fecha se encuentra en la Unidad Carcelaria número 1 del penal de Villa Las Rosas, comenzó a sentirse algo raro, con algunos mareos y decidió llamar a los efectivos del establecimiento.

El celador de guardia de esos momentos se acercó hasta la celda de Torrico y este le comentó que no se sentía bien y pidió ir hasta el área de sanidad dentro del penal. En ese sector los profesionales de la Salud notaron que el hombre condenado a perpetua por el espantoso y despiadado crimen de los hermanitos Leguina, sufría un principio de ACV, por lo cual decidieron trasladarlo al hospital San Bernardo, donde quedó internado hasta ahora.

En estos momentos se encontraría en una sala común, fuera de peligro, con una importante custodia del penal.

Marcelo Torrico es, quizás, el más despiadado, cruel y perverso criminal que registre la historia negra de la provincia de Salta. Fue autor hace 25 años, junto a un cómplice, del secuestro, violación y asesinato de los hermanitos Octavio (6) y Melani (9) Leguina.

El 3 de mayo de 1998, estuvo bebiendo y consumiendo drogas hasta la madrugada del día siguiente junto a Ariel Brandán, momento en que decidieron secuestrar a dos de los hijos de Miguel Angel Leguina, un pintor de brocha gorda, para vengarse, supuestamente, de una "mejicaneada' de este.

Totura y violación

Los niños fueron buscados durante 6 días hasta que en una senda rural, en la zona sur de la capital salteña, encontraron sus cadáveres con sus cabezas destrozadas. Las pericias demostraron que previamente fueron torturados y Melani violada por Torrico sobre el capot del auto, mientras Brandán obligaba al hermanito a observar la terrible escena.

En enero de 1999 arrestaron a Brandán y en marzo a Torrico. El asesino se hizo cargo de la violación de la nena pero endilgó los asesinatos a su amigo.

El 1 de enero de 2006, logró fugarse del pabellón "S" de la Unidad Carcelaria 1. Torrico había recibido ayuda de al menos 15 guardiacárceles y tras ocho meses fue recapturado en la estación de Retiro, Buenos Aires, y trasladado a Salta. 

El hospital San Bernardo, esta noche. Foto: Julio Nakhle

Desde el año pasado se especula con que Torrico quedaría en libertad a mediados de este 2023, lo que había sido asentido por la jueza Ada Zunino.

Su presencia en el hospital San Bernardo inquieta no solo a los pacientes y personas que trabajan en el lugar, sino también a los vecinos de la zona del hospital. 

Por fuera del nosocomio nada hace presumir su presencia, ya que la fuerte custodia la tendría dentro en la sala de internación.

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD