¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
29 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Otra vez el INTA Cerrillos, en la mira de un legislador nacional

En 2021 un ignoto diputado bonaerense intentó enajenar sus tierras y hoy con un plagio se pretende repetir la historia. 
Domingo, 27 de agosto de 2023 01:52

Entre los años 50 y 60 del siglo pasado hubo en nuestra provincia dos traumáticos traslados de organismos técnicos nacionales: la Estación Experimental de Coronel Moldes del Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Destilería de Chachapoyas de YPF. La primera mudanza dio lugar al nacimiento del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Cerrillos en 1957 y la segunda, a la Destilería de Campo Durán.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Entre los años 50 y 60 del siglo pasado hubo en nuestra provincia dos traumáticos traslados de organismos técnicos nacionales: la Estación Experimental de Coronel Moldes del Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Destilería de Chachapoyas de YPF. La primera mudanza dio lugar al nacimiento del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Cerrillos en 1957 y la segunda, a la Destilería de Campo Durán.

Hoy nos ocuparemos del nacimiento del INTA Cerrillos, nacido luego del cierre de la Estación Experimental que el Ministerio de Agricultura tenía en Coronel Moldes desde principios del siglo XX. Este pueblo intentó impedir el traslado de la "Chacra", como le decían, y así surgió una historia que hoy queremos recordar.

Al crearse el INTA en 1956, el Ministerio de Agricultura le transfirió sus 31 estaciones experimentales con un total de 27.667 hectáreas. A ello le sumó el Instituto de Microbiología creado en 1944 y el Centro Nacional de Investigaciones de 1948, fusionados ambos en 1958.

INTA Cerrillos

Al crearse en Salta el INTA, había tres estaciones experimentales en la provincia: en Coronel Moldes, Chicoana y General Güemes aunque para entonces, la única que funcionaba era la primera, ya que la actividad algodonera prácticamente ya había desaparecido en los valles de Lerma y Siancas.

A poco de su creación, el INTA comenzó a estudiar la posibilidad de trasladar la Estación de Coronel Moldes a un sitio más conveniente dentro del Valle de Lerma. A fines de 1957 el traslado de la "Chacra" de Moldes estaba decidido y en los inicios del año siguiente, Agricultura y Ganadería llamó a licitación pública para adquirir un nuevo campo. Debía "estar dentro del triángulo imaginario formado por la ciudad de Salta, Rosario de Lerma y El Carril".

Obviamente, esta medida causó malestar en Coronel Moldes, tanto que productores de la zona y personal de la chacra experimental declararon a la prensa en julio de 1958 que "la decisión desconoce la importancia de esta Estación que está en el centro de las actividades agrícolas del Valle de Lerma desde principios de siglo. Que en 50 años logró poseer instalaciones, secaderos de tabaco, laboratorio, además de tierra y agua suficientes. Se ignora -continúa- sus trabajos de investigación, los méritos de haber introducido en el Valle de Lerma en 1935 los cultivos de tabacos Virginia y Burley, y de la nueva variedad criolla "Hoja de Oro", de gran aceptación. También se ignora la introducción del cultivo del pimiento para pimentón, y además de capacitar a sus productores. Se desconoce -concluye- su caudal de antecedentes en beneficio de la agricultura de la región".

Las tierras que actualmente ocupa el INTA Cerrillos supo ser "La Hacienda de los Cerrillos", siendo los Jesuitas sus primeros propietarios. Luego de la expulsión de los Jesuitas de América, "La Hacienda de los Cerrillos" perteneció sucesivamente a las familias Tejadas, Cánepa y Patrón Costas hasta 1957.

Finalmente y de acuerdo a los plazos licitatorios, en septiembre de 1958 Agricultura adquirió para el INTA Cerrillos la histórica Finca San Miguel a la Sucesión de Luis Patrón Costa. Un predio de unas 1.200 hectáreas, un kilómetro al norte del pueblo y sobre la RN9 (hoy RN68). Sin duda, una ubicación privilegiada: camino pavimentado, a 13 kilómetros de la ciudad de Salta y a 16 del Aeropuerto Internacional "El Aybal". Y algo importante para aquellos años: a 2 kilómetros del empalme ferroviario a Antofagasta, Chile. En comparación, la "Chacra" de Coronel Moldes estaba a unos 70 kilómetros de Salta, también sobre la RN9, pero camino de ripio desde Cerrillos.

Traslado

A principios de 1959 se comenzó a concretar el traslado del personal de Coronel Moldes a Cerrillos pero antes, el 20 de abril de ese año, se conformó una comisión para intentar la suspensión de la mudanza. La integraron Miguel Mintzer por el personal de la Estación; Luis Plaza y Diógenes Suárez, por el comercio; Teresa Massone, por los docentes; Pedro García, por la Comisión Social y Cultural, y Cosme Ruiz, por la Federación Argentina de Sindicatos Agrarios (FASA). Días después, la mencionada comisión solicitó personalmente al gobernador Bernardino Biella que intercediera ante las autoridades nacionales "para que quede sin efecto el traslado". El 29 de abril Biella elevó el petitorio pero las autoridades nacionales no cambiaron su decisión.

Años después el predio de 400 hectáreas de la "Chacra" de Coronel Moldes fue transferido a la provincia y el 29 de julio de 1973, el Centro Agrario de esa localidad que presidía Tomás Genaro, solicitó al gobernador Miguel Ragone su parcelamiento y venta, pero ello no ocurrió.

El plagio

Hoy, a 65 años de la concreción del INTA Cerrillos, el organismo enfrenta por segunda vez en su historia, la posibilidad de que sus campos de experimentación sean enajenados. Un proyecto de ley presentado hace casi dos años por un ignoto legislador nacional bonaerense, Carlos Selva, fue el primero que lo intentó aunque su iniciativa no tuvo éxito. Pero un año después, surge un segundo intento o más bien un remedo de aquél, siendo ahora su responsable un diputado nacional salteño: Lucas Godoy.

En el virtual plagio se afirma que "esas 42 hectáreas hoy no se están utilizando para la función propia del INTA". Pero tal afirmación no se ajusta a la verdad ya que en las tierras que se pretende traspasar existen lotes experimentales de diversos cultivos donde se aplican innovadoras tecnologías y prácticas que como siempre, luego serán transferidas a los productores de la región.

Parafraseando a los moldeños de hace sesenta años, hoy podemos decir sin temor a equívocos, que el autor de la imitación "desconoce del INTA Cerrillos su caudal de antecedentes en beneficio de la agricultura de la región".

Temas de la nota

PUBLICIDAD