¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
23 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Una salteña en la Jornada Mundial de la Juventud: "Tuve la gracia de saludar al Papa y le mostré la bandera argentina"

Jueves, 03 de agosto de 2023 09:25

Más de un millón de jóvenes se congregaron en Lisboa, Portugal, para participar de la 37ª Jornada Mundial de la Juventud. Las actividades arrancaron el martes y se extenderán hasta el próximo domingo. “Pude ver al papa Francisco. Lo saludamos, le mostré la bandera argentina y nos saludó afectuosamente con una sonrisa”, contó la salteña Anahí Rangeón. La joven oriunda de Cerrillos peregrinó hasta allí y anticipó que uno de los principales objetivos del encuentro es el de “orar por la paz y por una sociedad más igualitaria”.
Se trata del evento más convocante de la historia de ese país.  A lo largo de una semana, jóvenes de todo el mundo se alojan en instalaciones públicas, como gimnasios, escuelas, polideportivos, parroquias o en viviendas familiares. Además de los momentos de oración, comunión y esparcimiento, los inscritos participan de actividades organizadas por el equipo de la JMJ en diferentes lugares de la ciudad que los recibe. Los actos centrales contarán con la presencia del Sumo Pontífice, quien encabezará la ceremonia de apertura, el Vía Crucis, la vigilia y, el último día, la misa de envío.
 

 

¿Pensaba que la convocatoria de JMJ serían de esta magnitud?

Yo partí hace algunos días desde Barcelona, España, donde resido desde hace algunos años. Fuimos en el camino sumando jóvenes de distintas ciudades hasta llegar a Portugal. Lo hacemos ante el llamado del Papa Francisco, en el marco de las 37ª Jornada Mundial de la Juventud. Es una experiencia increíble. Muchas veces se suele decir que la gente se encuentra alejada de la fe y de los valores, pero este impresionante movimiento de la juventud de Europa y de diversos países del mundo demuestran que todavía existen grandes sectores que buscan salir adelante en Cristo. Ya hay cerca de un millón de jóvenes en Lisboa a la espera de que inicien los actos centrales; y cerca de dos millones de personas en total que acudieron a la convocatoria. Sin dudas, como ya lo manifiestan los medios de comunicación, es el evento más convocante de la historia de este país.

 

Tuve la gracia de ver al Papa. Lo saludamos, le mostré la bandera argentina y nos saludó afectuosamente con una sonrisa.

Sin dudas, como ya lo manifiestan los medios de comunicación, es el evento más convocante de la historia de este país.

 

 

¿Estas jornadas se dan en un contexto mundial especial?

La humanidad vive un momento especial, de inflexión tras la tragedia de la pandemia de Covid 19 y de las guerras que afectan a todo el planeta. Los jóvenes queremos caminar hacia el futuro con una mirada superadora de las diferencias, con nuestras intensiones puestas en el crecimiento y el desarrollo igualitario. Aquí nos reunimos gente de diferentes culturas, estilos de vida, intercambiamos experiencias y compartimos un mismo objetivo: dar testimonio de Cristo y de una firme convicción de trabajar por un mundo mejor.
Hay que admitir que transitamos tiempos de apatía.

 

En los jóvenes surgen preguntas y dudas que muchas veces no hallan respuestas. Es por eso que la Iglesia busca el lenguaje adecuado y realista para comunicarse con ellos, a través de Cristo. 

 

 

¿Tienen un pedido general e intensiones particulares?

Yo pido especialmente por Argentina, por mi familia, por las vocaciones, por el desarrollo de todos los jóvenes. Estos días previos participamos en diferentes ciudades de Portugal de misas, catequesis, charlas de formación y también de eventos culturales, conciertos, teatro, entre otras. Esperamos con mucha alegría y muchas ansias el mensaje del papa Francisco y su bendición. Hoy se reunirá con jóvenes académicos de la Universidad Católica Portuguesa, dirigida por los jesuitas. Participarán jóvenes relacionados con el Pacto Global por la Educación y Economía. Luego estará con los jóvenes de las Scholas Occurrentes en la ciudad de Cascais, 35 km al sur de Lisboa, y por la tarde irá al Parque Eduardo VII, uno de los principales lugares de concentración de los jóvenes llegados de todo el mundo. En la sede de Scholas, presidida por el argentino José María del Corral, dará la última pincelada a un mural de 3 km que los jóvenes de la institución preparan hace un mes junto a inmigrantes, trabajadores, docentes, artistas, deportistas y adultos mayores. Como puede vislumbrarse son días de gran camaradería, en los que el compartir es la premisa. 

 


 

PUBLICIDAD