¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
23 de Febrero,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

La emotiva llegada de los peregrinos de la Puna salteña

 De acuerdo a los números que maneja la Policía de Salta, ayer arribaron a la capital salteña más de 11.000 caminantes solo de la Puna. Se trata de la peregrinación de fe más grande del Milagro.
Viernes, 15 de septiembre de 2023 01:54

Más de 11 mil peregrinos de la Puna salteña llegaron ayer a la tarde a la Catedral Basílica de Salta, en una de las peregrinaciones más emotivas y numerosas que arribaron a la ciudad para participar de la Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, cerrará hoy, con la tradicional procesión.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Más de 11 mil peregrinos de la Puna salteña llegaron ayer a la tarde a la Catedral Basílica de Salta, en una de las peregrinaciones más emotivas y numerosas que arribaron a la ciudad para participar de la Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, cerrará hoy, con la tradicional procesión.

Los peregrinos, que ocupaban más de 12 cuadras, ingresaron lentamente y con gran solemnidad por la nave central del santuario para saludar a las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro. Allí, con lágrimas de alegría en sus ojos, rindieron homenaje a las veneradas imágenes, sintiendo una profunda emoción por haber llegado a destino.

Unos 300 fieles de Tolar Grande, Olacapato, Pastos Grandes y Antofagasta de la Sierra (Catamarca) arribaron el sábado por la noche a San Antonio de los Cobres, donde luego de un merecido descanso retomaron el domingo su marcha hacia la capital salteña. A ellos se sumaron integrantes de la peregrinación minera, con trabajadores de las minas Patito, Martillo y Olacapato, que salieron el 6 de septiembre vistiendo sus característicos cascos y uniformes de trabajo, en compañía de monseñor Dante Bernacki. El domingo pasado desde San Antonio de los Cobres partieron aproximadamente 3.000 personas y en el camino se fueron sumando más caminantes, con lo que se convirtió en una de las peregrinaciones más grandes del Milagro salteño.

En el atrio de la Catedral se vivió una verdadera fiesta. Durante la cálida tarde se interpretaron bailes típicos de la Puna como la danza del suri al ritmo del erke y de los bombos, a la vez que se pronunciaron coplas y poesías alusivas a esta larga caminata de fe y alegría. Fuertes aplausos de una plaza 9 de Julio prácticamente colmada recibieron a los peregrinos, que llegaron con banderas, carteles y con pequeñas imágenes del Señor y la Virgen del Milagro en sus manos.

En un principio se estimó que en esta peregrinación iban a llegar 8.000 caminantes, pero al llegar al predio del Jockey Club se informó que eran muchos más de los que venían.

Mariano Caro, un voluntario del destacamento de la Cruz Roja, señaló que se desarrolló una jornada normal, como todos los años. "Hay mucha gente, más que el año pasado", estimó el profesional. Al predio deportivo ubicado en la rotonda de Limache estaba previsto que los peregrinos lleguen a las 11, pero finalmente llegaron a las 13. Allí se hicieron curaciones, masajes y se atendieron algunas descompensaciones.

"Fue un día espectacular, somos más de 90 voluntarios y articulamos con el Samec una intensa jornada de trabajo y mañana (por hoy) estaremos en la procesión, en nuestro puesto central de la Catedral y en el monumento 20 de Febrero", expresó Caro.

Otros caminantes

Ayer también llegaron miles de peregrinos a pie, en bicicleta o a caballo de Campo Quijano, Rosario de la Frontera, La Candelaria, El Tala, El Jardín, El Bordo, Anta, la Quebrada de Escoipe, Metán, Potrero de Linares, San Agustín, Chicoana, Guachipas, Cafayate, San Carlos, Animaná, Cerrillos, El Galpón, Río Piedras, Las Lajitas, Colonia Santa Rosa y Salvador Mazza.

A ellos se sumaron otros de Tartagal, Orán, San Lorenzo, Iruya, Nazareno, Amblayo, General Mosconi, Santa Rosa de Tastil, Rosario de Lerma, Rivadavia, Pichanal, Cerro Negro del Tirao, la Quebrada del Toro, Urundel, El Carril, La Viña, General Güemes y Embarcación, Isonza, Payogastilla, entre otros.

Las más de 200 peregrinaciones que partieron este año comenzaron a arribar a la Catedral salteña en los últimos días, y las llegadas se intensificaron ayer, incluso con la visita de peregrinos de otras provincias, como Entre Ríos, Catamarca, Jujuy, Tucumán, Santa Fe, Chubut y Buenos Aires, entre otras.

Los testimonios

Así llegaban ayer devotos de todos los puntos cardinales de la provincia para rendir culto al Señor y la Virgen del Milagro. Se los pudo ver marchar por las principales rutas y avenidas de acceso a Salta.

Pedro Casimiro cumplió el miércoles 56 años y hace 19 que realiza la peregrinación desde San Antonio de los Cobres. Ya muy cerca de la Catedral contó que en el camino pasaron frío, viento y calor. Pero, "gracias a Dios y la Virgen ya estamos llegando con todos los hermanos. La fe mueve montañas", dijo, y este año le pide a los santos patronos por la salud de la familia y que sus hijos tengan trabajo.

Doña "Cefe", de 73 años, de La Quiaca, fue una de las copleras que se ganó los aplausos del mismísimo arzobispo Mario Antonio Cargnello y de toda una plaza. Siempre participó del Milagro, pero este año peregrinó por primera vez. "Soy criada en el campo, en La Quiaca trabajaba, traje a mis hijos a estudiar a Salta y hoy son profesionales todos, es un milagro", agradeció.

La cabeza de la Iglesia Católica de Salta se mostró emocionado por la gran fiesta religiosa, dijo que es increíble la cantidad de gente que participa cada año. Destacó que el Milagro "unifica" a toda la población sin distinciones, que esa es la verdadera "fuerza" del Milagro, y que cada uno, no solo el peregrino, desde su lugar, hace algo por el Milagro. Recordó a don David como la primera persona en brindar atención a los peregrinos.

Temas de la nota

PUBLICIDAD