¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
5 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El Argentino de menores de ajedrez terminó en un escándalo

Varios jugadores debieron ser atendidos debido a las malas condiciones del Cenard. La sede no tenía aire acondicionado y pretendieron solucionar el tema con "dos ventiladores" para cerca de 350 chicos.
Martes, 13 de febrero de 2024 00:33

Había muchas ilusiones y ganas puestas en lo que debía ser el Campeonato Argentino de ajedrez para menores, pero nada de eso pasó. Lo que sí sucedió fue la contra cara a todas las expectativas que habían generado trebejistas de 8 a 20 años de todo el país, la desorganización y el destrato convirtieron a la competencia en una verdadera pesadilla, con niños recibiendo atención médica y la finalización anticipada del torneo.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Había muchas ilusiones y ganas puestas en lo que debía ser el Campeonato Argentino de ajedrez para menores, pero nada de eso pasó. Lo que sí sucedió fue la contra cara a todas las expectativas que habían generado trebejistas de 8 a 20 años de todo el país, la desorganización y el destrato convirtieron a la competencia en una verdadera pesadilla, con niños recibiendo atención médica y la finalización anticipada del torneo.

Los padres de muchos de los chicos inscriptos se unieron ante el mal momento que pasaron sus hijos el pasado fin de semana y apuntaron sin dudar contra la dirigencia de la Federación Argentina de Ajedrez (FADA), que de acuerdo a lo expuesto presentó una sede en pobres condiciones.

El certamen nacional comenzó a jugarse el viernes pasado en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) de la Ciudad de Buenos Aires; se inscribieron cerca de 350 jugadores de las categorías sub-8, sub-10, sub-12, sub-14, sub-16, sub-18 y sub-20. Entre ellos hubo chicos de nuestra provincia que representaron a los clubes Atawallpa, AMI Salta y a la Federación Salteña.

Según relataron padres y entrenadores, la sede no contaba con aire acondicionado y en su lugar la organización solo dispuso de "dos ventiladores y un dispenser" para tratar de apaciguar el altísimo calor. Esos elementos se volvieron inútiles ante temperaturas que superaron los 30 grados.

El combo del calor más una sede no acondicionada provocaron un "infierno" en el Cenard. Los participantes comenzaron a sentir mareos, palpitaciones y otros efectos del calor extremo y debieron ser atendidos en el lugar. Uno de los participantes salteños se descompuso y le comunicó a sus padres que no estaba en condiciones de seguir compitiendo.

Los reclamos al presidente de la FADA, Mario Petrucci, se multiplicaron en cuestión de minutos y tras evaluar las condiciones la entidad decidió el domingo por la tarde dar por finalizada la competencia cuando apenas se habían desarrollado dos días y medio de partidas (unas seis rondas). El Argentino en todos sus categorías debía finalizar hoy.

Los padres también señalaron que recibieron una insólita respuesta por los reclamos realizados. Ante el calor que reinaba los chicos se "descomponían rápido", pero los organizadores les decían que "sigan jugando", luego trataron de desligarse responsabilizando a los padres por haber llevado a sus hijos a jugar.

A través de un comunicado, la FADA anunció la finalización del certamen y la devolución del valor de la inscripción, que para este torneo fue de $25.000.

"La Junta Directiva de FADA resuelve, considerando que las condiciones de juego no son aptas para el desarrollo de la competencia, dar por finalizado los campeonatos argentinos de la juventud. FADA se comunicará con todos los participantes para realizar la devolución de las inscripciones al evento.

La Federación Argentina de Ajedrez resolverá los aspectos técnicos y deportivos, para establecer una definición sobre los títulos que otorga. Lamentamos no haber podido cumplir con las expectativas que año a año brindamos en esta competencia", señaló la entidad.

Cabe destacar que padres y participantes realizaron numerosos esfuerzos, principalmente económicos, para competir en los Argentinos. En el caso de los salteños realizaron rifas para solventar los gastos de inscripción y de estadía, que por persona rondó los $30.000.

Tras los malos momentos vividos en el Cenard, padres de diferentes puntos del país se unieron para que el tema no quede en el olvido y piden la renuncia de Mario Petrucci, presidente de la Federación Argentina de Ajedrez.

Al reclamo que están realizando los padres se unieron entrenadores, mientras que desde las federaciones provinciales se informó que elevarán quejas al consejo directivo de la FADA.

Los padres también señalaron que la entidad bloquea sus comentarios en las redes sociales de la entidad. Desde que comenzaron los problemas se publicaron videos de jugadores siendo atendidos por médicos y familiares en los jardines del Cenar; también se postearon comentarios, pero la entidad que maneja el ajedrez a nivel nacional borró todos esos escraches.

Cabe destacar que Mario Petrucci permanece en el cargo de presidente de la Federación Argentina desde el 2014.

PUBLICIDAD