¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

15°
19 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

General Mosconi se vistió de fiesta para honrar a su patrona y protectora

En una jornada gris y fresca, los vecinos de General Enrique Mosconi, Campamento Vespucio y Coronel Cornejo se reunieron en la Parroquia local para honrar un año más a su Patrona y Protectora la Virgen de Fátima.
Martes, 14 de mayo de 2024 01:42
La devoción a la Virgen de Fátima en las celebraciones del domingo. Agencia

Como todos los años la celebración contó con la participación de sacerdotes y religiosos que desarrollan su ministerio en este y otros municipios del norte de la provincia, encabezados por el Obispo Auxiliar de la Diócesis de Orán, Monseñor Claudio Pablo Castricone. Junto a todos ellos y a los fieles católicos se sumaron autoridades comunales encabezadas por la intendente de la localidad la Dra. Ana Valeria Guerrero Palma, concejales, legisladores del departamento San Martín y otros intendentes del norte de la provincia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Como todos los años la celebración contó con la participación de sacerdotes y religiosos que desarrollan su ministerio en este y otros municipios del norte de la provincia, encabezados por el Obispo Auxiliar de la Diócesis de Orán, Monseñor Claudio Pablo Castricone. Junto a todos ellos y a los fieles católicos se sumaron autoridades comunales encabezadas por la intendente de la localidad la Dra. Ana Valeria Guerrero Palma, concejales, legisladores del departamento San Martín y otros intendentes del norte de la provincia.

Yunga y Chaco

Una celebración emotiva y sencilla en honor a la Virgen de Fátima, tal como es la propia comunidad de General Mosconi, se desarrolló en este lugar de la geografía salteña que se extiende desde Las Yungas hasta El Chaco salteño. Mosconi comienza al oeste en el límite con Bolivia en la márgen del Río Itau en esos asentamientos que se pierden en la memoria de los pueblos porque estuvieron habitados desde siempre por quienes eligieron ese alejado e inhóspito lugar tan difícil de llegar; pero a la vez un paraíso en medio de las Yungas como son Madrejones, Trementinal, Algarrobito, Baúle y Medialuna. Hacia el este, Mosconi finaliza en el árido Chaco Salteño ocupado por comunidades originarias wichís y por familias de criollos que se dedican a la cría de ganado en baja escala.

Su extensión, su biodiversidad hacen del municipio de Mosconi un lugar particular del norte salteño que merece ser conocido y valorado por su riqueza natural que la transforma en un verdadero paraíso. Llegar a ese zona requiere de una extensa travesía ingresando por el departamento de Orán hacia territorio boliviano para regresar luego hacia la margen del Itau que divide a las dos naciones hermanas y comprenden unas 20 mil hectáreas incorporadas al sistema provincial de áreas protegidas y vida silvestre. La zona se encuentra ubicada a unos 30 kilómetros en línea recta desde Campamento Vespucio hacia el poniente y es por eso que desde hace años los pobladores, más o menos unas 500 familias en total, piden la apertura de un camino que vincule a toda esa región con el resto del municipio.

Otro pedido de aquellos pobladores es la presencia de personal de la Policía de Salta como de la Gendarmería Nacional para preservar la riqueza natural y evitar el ingreso de madereros o depredadores furtivos desde Bolivia y que han diezmado cientos de hectáreas de valiosas especies forestales y que utilizan grandes extensiones de tierra argentinos para sus cultivos. Son solo los pobladores los que con su presencia preservan la soberanía aunque lógico es pensar que esa inmensa región a la que tan difícil resulta llegar desde General Mosconi, no le es suficiente solamente con el cuidado ambiental. Esos mosconenses que residen en todo ese valle necesitan alimentos, salud, educación y una vía de comunicación más allá que en gran medida se autosustentan con lo que ellos mismos producen como si se tratara de familias que viven en culturas de hace siglos. Familias que tienen tanto para enseñar del trabajo de la tierra a la que aman y valoran y por eso no piensan ni por un momento en dejarla.

Vespucio y Cornejo

El 1 de mayo Día del Trabajador, los pobladores de Cornejo celebraron su fiesta más esperada en honor a San José Obrero y que los reúne junto a quienes por razones de trabajo o de estudio, se fueron de este pueblo de unos 3 mil vecinos entre criollos y originarios. Cornejo fue el lugar donde décadas atrás se asentó la empresa del grupo empresario argentino más poderoso del Siglo XX -Bunge y Born- y cuya subsidiaria local se conocía como Inmobiliaria Río de la Plata, dedicada a la explotación maderera, una de las grandes riquezas que tuvo el norte salteño.

Alrededor de 1960 la petrolera estatal YPF descubría Ramos, ubicado en las sierras de San Antonio, al oeste del propio Cornejo que producía tanto gas como petróleo. Con la privatización de las empresas del Estado, la concesión la ganó la petrolera de capitales argentinos Pluspetrol de propiedad del ingeniero Alberto Rey; la compañía volcó todos sus esfuerzos en producir gas al punto que Ramos fue el segundo productor de ese hidrocarburo de la Argentina con unos 20 millones de metros cúbicos diarios, despues de los yacimientos de Neuquén, hoy conocidos a nivel mundial por su extracción no convencional como Vaca Muerta y otros.

Sacrificio en la adversidad

Campamento Vespucio otro de los pueblos de Mosconi es una perla, un oasis en medio de las Yungas y se levantó en la década del '50 por disposición de YPF. En un lugar que sigue mostrando una belleza incomparable, se construyeron unas 300 viviendas, una proveeduría, un hospital, dos clubes deportivos y un cine. La privatización de los '90 también fue un duro golpe para esa localidad pero soportó de manera estoica los más duros momentos y hoy con mucho esfuerzo de los propios vecinos y del municipio de General Mosconi , llevan adelante el desarrollo del proyecto "Vespucio Mágico".

PUBLICIDAD